Sello Rojo: La leche de Jalisco para el mundo

Sello Rojo fue fundada el 1de noviembre de 1961 por Don Roberto Gónzalez de la Torre y su hijo Don Rubén Gónzalez Sánchez, cuando la empresa comienza su historia en los Altos de Jalisco sin saber todo lo que harían años después.

05 noviembre 2021 19:11hrs
Becky Reynoso
Azteca Noticias Jalisco

A lo largo de 60 años, pasando por 3 generaciones y miles de colaboradores, se ha logrado colocar a “Sello Rojo” como uno de los favoritos del mercado mexicano, pues esta empresa jalisciense es de tradición y posee productos que están en 20 estados del país a través de sus 50 distribuidoras que llevan productos lácteos de la mejor calidad del rancho hasta su mesa.

La Leche Sello Rojo es una empresa que busca ser grande desde el lado humano, ocupándose de las personas que colaboran con ellos y teniendo absoluta certeza, que las personas son las que forman las instituciones y les dan el valor agregado de calidez, confianza y calidad.

Sello Rojo ha sido pilar del desarrollo y crecimiento económico del estado de Jalisco y de México, al darle empleo a más de 4,000 colaboradores con 2 plantas operativas, 50 centros de distribución y más de 1,100 rutas de reparto.

Su éxito, se basa en la alianza y confianza con los ganaderos alteños quienes le permiten a Sello Rojo recolectar más de un millón de litros de leche diarios, siendo la empresa que más compra materia prima en el estado, ayudando así a crecer la economía de este sector y dándole una ventana de crecimiento al jalisciense que trabaja en el campo.

Estos 60 años son gracias al esfuerzo de todas las personas que están inmiscuidas en sus procesos, como proveedores, consumidor, ganaderos y colaboradores que tuvieron la convicción conjunta de que podrían crecer de la mano, juntos, unidos con la visión común de un Jalisco próspero con productos de primer nivel.

Sello Rojo tiene el compromiso de ofrecer soluciones alimenticias 24/7 que provoquen una experiencia multisensorial, nutritiva, deliciosa y de alta calidad con consumibles de fácil acceso que puedan ser llevados a donde sea y puedan complementar la dieta diaria del mexicano con hierro, calcio, fósforo, potasio, vitamina B12 y proteínas.

La visión de un hombre y su hijo, a 60 años, es ahora una empresa humana y de visión, que apunta hacia el futuro con productos más prácticos y asequibles al consumidor previendo una relación justa que permita tener una canasta básica bien satisfecha; así como procurando seguir empleando para las familias mexicanas, contribuyendo con el bienestar social de cada uno de sus colaboradores.

Sin duda, la clave del éxito que ellos tienen bien trabajado es el jamás olvidar ser responsables con la sociedad y el medioambiente que los sustenta, preservar sus raíces y honrar las tradiciones que les dieron vida.

Contenido relacionado