¡Beethoven vuelve al protagonismo en la OFJ con ‘Egmont’!
03 abril 2022 21:04hrs
Sarah Jiménez
Arte y cultura

¡Beethoven vuelve al protagonismo en la OFJ con ‘Egmont’!

Schubert y Beethoven fueron los protagonistas de este sexto programa de la Primera Temporada de la OFJ 2022, regalando un concierto clásico único.

Bajo la dirección del Director Titular, José Luis Castillo, en punto de las 12:30 de este caluroso domingo dio inicio al Programa 6 de la Orquesta Filarmónica de Jalisco levantando enérgicamente sus brazos. Este día dio la bienvenida al reconocido compositor, Ludwig van Beethoven, del que no se había escuchado recientemente. Cabe destacar que las composiciones de Franz Schubert han estado presentes en la mayoría de esta Primera Temporada de la OFJ, sin embargo, en esta ocasión presentarían una sinfonía bastante particular.

En este sexto y penúltimo programa de la Primera Temporada 2022, la OFJ nos regaló una velada única y con una presentación bastante diferente si se habla de la segunda pieza interpretada durante la tarde de este domingo 03 de abril. Entre música clásica, opera y la lectura de un actor fue lo que le dio el extra a sus presentaciones de esta semana.

La sinfonía núm. 3, D.200 de Schubert

Para tener un poco de contexto de lo que hizo Schubert como compositor y músico, esta pieza fue escrita en 1815 cuando él tenía apenas 18 años de edad. El movimiento comienza lento con los vientos madera, la melodía es llevada por el hermoso sonido de un trío de oboe, quienes después son acompañados por las cuerdas y por un momento el solo de una flauta transversal es la que se lleva el protagonismo.

La orquesta se escucha y siente segura, pues cada uno de los músicos se mueve al ritmo suave, pero alegre de dicha sinfonía, demostrando pasión en cada una de sus notas. Existe el equilibrio entre las secciones bajo la dirección de José Luis Castillo que se ve tranquila, pero al mismo tiempo puntual.

Cabe destacar – en mi percepción- que la sección de vientos maderas y metales se llevan gran protagonismo de esta pieza, pues son aquellas secciones que en silencio llegan a tener un solo, siendo acompañados por el hermoso sonido de las cuerdas. Las cuerdas son compartidas en esta sinfonía, entre la agudeza del violín y el sonido romántico de la viola, el cello y el bajo vuelven armónica la pieza.

El cuarto movimiento de esta pieza es protagonizada por las cuerdas, donde comienzan con un sonido suave y silencioso para dar paso a un estupendo crescendo que le da vida y constancia. Cabe destacar que la entrada de las percusiones es esencial para dar paso a cada una de las secciones de la orquesta. Donde el diálogo destaca entre una flauta transversal, vientos maderas y la sección de cuerdas, quienes dan entrada a un gran allegro que nunca termina hasta que Castillo hace el movimiento final. Bastantes aplausos se escucharon en el teatro tras la conmovedora pieza del joven – hablando de cuando compuso la pieza – Franz Schubert.

‘Egmont’, el drama de Goethe contado por Beethoven

‘Egmont’ es la pieza literaria de Goethe, la cual se define como drama y tragedia, narra la vida de un héroe nacional de los Países Bajos Españoles y define la búsqueda de la representación de la opresión y sufrimiento del pueblo. Para poder interpretar a Beethoven como se merece, la OFJ se acompañó de Cynthia Sánchez, la joven soprano que le dio vida a Clara en la obra y al actor Mauricio Cedeño, quien interpretó el guión de la misma con fuerza.

“Larga vida al” son las últimas palabras de Cedeño para dar inicio a la entrada de la orquesta, donde comienza la sección de cuerdas con un tono grave y pasa a un solo de vientos que se llevan el protagonismo. El movimiento es lento, pero es guía para un crescendo donde cada sección de la orquesta comienza con un tono fuerte y una velocidad rápido, siendo un momento dramático pero con un tinte de esperanza.

Al llegar al drama entre Egmont y Clara, Cynthia Sánchez, comienza su interpretación con la orquesta de fondo, donde el movimiento igual es de silencioso a crescendo a un espectacular forte para sentir la tragedia de ambos personajes. El último movimiento, cuando Egmont es sentenciado a la muerte, es suave, dramático, pero con un tinte bastante romántico. En esta parte Cedeño continúa su papel como el reconocido personaje, la orquesta contesta cada uno de sus diálogos de manera contundente. El redoble de tambores es el indicador de que pronto terminará la pieza, el final es esperanzador con un movimiento rápido y seguro por parte de la OFJ.

Los brazos de Castillo indican el final de la pieza, el público se para a aplaudir por tan semejante actuación por parte de los participantes.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado