Woody Allen vuelve a cartelera con Rifkins Festival
15 enero 2022 17:29hrs
Jessica Martin
Arte y cultura

Woody Allen vuelve a cartelera con Rifkin’s Festival

Tras un año de demora en estrenarse en la cartelera internacional, Allen vuelve a las andadas con una propuesta como siempre artística y cómica de la vida.

Heywood Woody Allen, mejor conocido sólo como “Woody Allen” es un director de cine, guionista, actor y músico estadounidense de origen judío, quien con ahora 86 años cuenta con una prolífica carrera que abarca más de seis décadas durante las cuales ha filmado en torno a medio centenar de películas, (casi una por año en el vertiginoso devenir de Hollywood).

Conocido por su vena artística, humor ácido, sentido analítico y brutalmente honesto de la realidad, Allen continúa trayendo a nosotros piezas nostálgicas con “sightseeing” en un tour donostiarra de sus locaciones que como siempre enreda hilos románticos, con perspectivas de moralidad diversas y anacronía que en conjunto dan a sus obras un sello característico.

Sobre Rifkin’s Festival

Rifkin’s Festival” es un largometraje de comedia clasificación “B” con una duración de 1 hora y 32 minutos dirigida por Woody Allen que estrenada en 2020 verá la cartelera internacional por primera vez el 20 de enero del 2022 en México.

Protagonizada por Wallace Shawn (Mort Rifkin); Gina Gershon (Sue); Elena Anaya (Jo Rojas), y Louis Garrel (Philippe), este metraje como siempre nos demuestra que las películas con pocos personajes centrales son la justa medida para que las tramas complejas se alcancen a cerrar.

Rifkins Festival

Sinopsis de Rifkin’s Festival

La historia gira entorno a un matrimonio norteamericano que acude al Festival de Cine de San Sebastián y quedan atrapados por la magia del festival, el encanto de España y del cine, y si bien, hasta aquí parece todo muy santo, el nudo de la trama comienza a armarse cuando Sue tiene un romance con Philippe, undirector de cine francés y Mort se enamora de una bella española de nombre Jo.

Como siempre es una muestra del ingenio del director neoyorquino, aunque con un tinte un poco más lento que en otras ocasiones tiñe de nostalgia la pantalla con vistas panorámicas de los sitios donde se desarrolla todo, actores que dicen sus líneas de forma clara, completa, (sin slang o abreviaturas al hablar en inglés), y parsimoniosa que confieren al filme una vista mucho más anacrónica pero que logra eludir la obsolescencia enamorando y mezclando lo que fue con lo que será en un cine que no deja de demostrar que por muy artístico que sea y muestre los enredos mucho antes que a sus personajes, su sinceridad nos sigue envolviendo.

Pese a que la trama principal como suele ser típico de Allen se centra en el conflicto de la pareja y el desenlace del mismo, también aprovecha para por debajo de la mesa telegrafiar temas importantes como: el cambio de la industria del cine, las perspectivas del amor, la búsqueda de comprender y deconstruir el amor romántico entre la neurosis de la modernidad y la búsqueda perpetua de enamorarnos de otros y de nosotros mismos, lo que termina haciéndola una excelente opción en la cartelera tapatía a sólo unos días de estrenar.

Te podría interesar: Reseña libro y película: Una Sirena en París

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado
×