Psicólogos advierten que la depresión Mundialista puede ser un trastorno a tratar

La fiebre mundialista puede afectar las emociones de los aficionados, por eso mismo especialistas afirman que esto puede tratarse de un trastorno proveniente de la infancia.

02 diciembre 2022 12:49hrs
Ivonne Alcántara
Azteca Noticias Jalisco

Así como muchos festejaron los goles, a otros les afectó más saber que México quedó fuera del mundial. “La neta, sí triste, porque estábamos ilusionados, creímos que se podía y estuvimos a punto, pero no sé”, dijo Keneth Guzmán, triste porque la Selección quedó fuera del Mundial.

La depresión mundialista es algo más frecuente de lo que usted cree. Los psicólogos aseguran que tras la eliminación de la Selección Nacional, algunos aficionados al deporte del balompié, pueden tener conductas negativas e incluso agresivas. “Una persona que ya llega a este grado de fanatismo, tiene un problema más profundo, es un sentimiento que el deporte está detonando, pero que su orígen es algo más profundo, cuando ya caemos en un grado de fanatismo, ya estamos encontrando un conflicto más profundo de aquellas personas que utilizan el deporte para una canalización de sentimientos enfocados a una conducta negativa”, mencionó Hugo Olvera González, psicólogo.

Pero el problema no está en el deporte, sino en aquellos traumas o trastornos que se originan desde la infancia y que una vez que se encuentra una actividad para canalizarlos, salen a la luz, pero de forma inconsciente. “Voy a depositar en el deporte una expectativa muy grande, digo en el deporte, pero se puede presentar en otras áreas de la vida en donde justifico mi emoción, mi sentimiento y mi conducta a través de esa frustración”, añadió Hugo Olvera González, psicólogo.

Especialistas aseguran que la inteligencia emocional y el apoyo de la familia siempre serán factores para que el aficionado o la aficionada no caiga en el fanatismo, pues el sentimiento de tristeza o enojo cuando pierde un equipo, solo debe ser momentáneo.

“No es el deporte, en realidad son las personas, entonces aquí tiene que ver un trabajo emocional muy profundo en la familia que está alrededor de esa persona que tiene ese tipo de conducta. Hacer énfasis en ese trabajo emocional; primero, reconocer que se está teniendo un problema, a veces no tiene que ver con el deporte, tiene que ver hasta con situaciones familiares o laborales que puedo observar cómo reaccionan y puedo aprenderlos”, comentó Hugo Olvera González, psicólogo.

Reconocer el problema y aceptar ayuda psicológica, es la clave para no caer en la depresión mundialista.

Contenido relacionado
×