Afectados por el huracán Otis aseguran estar abandonados por autoridades de Acapulco

Damnificados exigen apoyo del gobierno tras los desastres que dejó el huracán Otis en el estado de Guerrero.

Jorge Bertelli
Azteca Noticias Jalisco

El más triste recuerdo de Acapulco dejó de ser una canción para volverse realidad, no solo se trata de la destrucción y devastación por el paso del huracán Otis, son los recuerdos de quienes deben luchar por su vida ante un estado de derecho que parece que se derrumbó con el viento.

La ayuda por parte del gobierno es insuficiente

“Nos está llevando la chinga… en Acapulco nadie se está metiendo; hay niños enfermos, no hay pañales ni leche, no tenemos víveres”, expresó afectado.

El pesaje en la Autopista del Sol ya no es con dinero, ahí la gente se está robando a quienes llevan lo poco o mucho para ayudar a sus seres queridos.

Ante una situación así, el dinero es un simple papel, la gente prefiere buscar alimentos que dinero, lo que causa la rapiña en Acapulco.

Cuando no hay autoridad, el caos es quien gobierna, y el robo se vuelve coerción social porque el municipio se vio rebasado cuando el Gobierno del Estado camina sin ensuciarse las botas, es por el miedo de aceptar que ya se vio superado, por lo que hay un Gobierno Federal que parece que busca que todo se quede atascado.

La ayuda que mandan es insuficiente, se estima que existan alrededor de 500 mil damnificados, con las 18 mil despensas que han repartido el Ejército y los 180 mil litros de agua; son 28 personas las que se tiene que repartir una despensa y tres personas deben compartir 1 litro de agua, dejando abandonados a quienes hacen frente a esta emergencia.

"¿Cómo van a trabajar?, ¿cómo le van a echar ganas si los mismo que lo hacen no tienen despensa? No hay ayuda de nadie, solitos nos ayudamos” agregaron afectados.

A oscuras es la soledad que están viviendo los acapulqueños, resultado del abandono de quienes en campaña les juraron amor eterno.

Te podría interesar: Hombre asesinó a balazos a su esposa en Zapopan; sus hijas fueron testigos

Contenido relacionado
×