Madres del reclusorio crían a sus hijos desde el Penal Femenil de Jalisco

Herminia y Daniela crían a sus pequeños desde el interior del pene femenil y lo que anhelan es gozar de su maternidad en libertad.

Cecilia Cerna
Azteca Noticias Jalisco

Herminia y Daniela, tienen algunas cosas en común, ambas son madres y las dos crían a sus hijos desde el interior del Penal Femenil de Jalisco. Dentro del mismo reclusorio decidieron ser madres y sus pequeñitos tienen 2 años y 10 meses.

“Sí lo pensé mucho, tal vez por el lugar, pero tenía que decidirme porque mi hija ya tiene dos años y medio, entonces si no me hubiera decidido seguir igual yo quería una bebé, yo quería una niña y eso es lo que tengo, y era mi mayor ilusión tener una niña”, expresó Herminia, madre.

“Al principio se me hacía como más que nada por el lugar, pero al paso del tiempo, tomé la decisión de tener un hijo porque era mi deseo de ser madre por segunda ocasión. Es una niña y casi no la veo, la dejé cuando iba a cumplir casi seis meses de nacida. Llegué a este lugar y muy pocas ocasiones la he visto, pero sé que está bien”, comentó Daniela, madre.

Son internas desde hace 12 años, tienen procesos abiertos por presuntos delitos de alto impacto y aún no reciben sentencia. Aseguran que si pudieran, cambiarían las cosas del pasado para poder tener una vida plena con sus pequeños.

“Jamás me imaginé para empezar estar tanto tiempo dentro de este lugar, pero yo le estoy dando a esta pequeña el amor, la confianza y espero irme pronto para poder seguir estando con ella. Obviamente en la calle que el proceso se resuelva”, agregó Herminia.

“Ha cambiado mi visión de vida, en sentido de ser mejor persona, por todos mis seres queridos”, puntualizó Daniela.

Aunque están privadas de su libertad, dentro de todas estas paredes alrededor de 15 mujeres, las que crían a sus hijos menores de tres años dentro de esta institución, además de que son otras 12 más quienes están en espera de sus bebés.

Las compañeras de la celda terminan siendo el pilar de apoyo para cuidar a sus hijos mientras trabajan.

“Aquí las mismas compañeras ayudan y en el área de la pediatra es una persona que tengamos confianza o conocida de nosotros adentro por el tiempo que nosotros estamos”, explicó Daniela.

Dentro del mismo reclusorio, Daniela y Herminia han podido seguir su vida, prepararse, terminar la preparatoria, estudiar la licenciatura en derecho, ser maestras de teatro y danza, pero también para trabajar como artesanas y comerciantes para poder darle una mejor vida a sus hijos mientras están recluidas.

Mujeres que celebran el día de las madres con amor, pero también con la esperanza de que en algún momento puedan disfrutar de su libertad junto con su familia.

Te podría interesar: Sin regalos materiales, madres buscadoras desean el regreso de sus hijos este 10 de mayo

Contenido relacionado