Trasladan el cuerpo de Maria Fernanda, víctima de un Tiburón Toro en Melaque

El cuerpo de la bióloga María Fernanda Martínez, fue trasladado a Guadalajara. La joven murió luego de ser atacada por un tiburón en la bahía de Melaque.

Cecilia Cerna
Azteca Noticias Jalisco

En lo que era su vida, encontró la muerte. María Fernanda Martínez Jiménez, de 26 años de edad, era bióloga marina y murió por la mordedura de un tiburón en la costa de Melaque, municipio de Cihuatlán, el pasado sábado 2 de diciembre.

Se encontraba celebrando en la playa el cumpleaños de uno de sus amigos junto con su familia, cuando ingresó al agua junto con su hijo y ahí fue atacada por el tiburón, relató para Fuerza Informativa Azteca, su padre.

“Fue algo muy insólito, pasaron a la playa un momento porque un amigo de ella era su cumpleaños compañera de secundaria, de aquí de Guadalajara fueron a festejarlo a la playa y entrar a la playa. Se suscitó el hecho, lo que dice la autoridad es que fue un tiburón y que es primera vez que pasa en Melaque que no se había acercado tanto a la playa un tiburón”, dio a conocer Ángel Martínez, padre de María Fernanda.

TE PUEDE INTERESAR: ¡OJO ACÁ! Estas rutas de Transporte Público de Guadalajara ACEPTARÁN pagos con tarjeta

Luego de algunas pruebas periciales, el cuerpo de María Fernanda fue trasladado desde Cihuatlán hacia el Área Metropolitana de Guadalajara para reencontrarse con sus familiares y luego darle el último adiós.

María Fernanda era bióloga marina, activista para el cuidado del medio ambiente, y madre de dos pequeños de seis y un año de edad.

“Sus compañeros de trabajo le mostraron mucho amor, fue una persona que se daba mucho a querer y queríamos venir también con la familia de Guadalajara que la querían despedir, estamos tristes” indicó Ángel Martínez, padre de María Fernanda.

Al igual que su familia María Fernanda tenía el gusto por la música, la composición y tocaba la guitarra.

Por el momento, en la bahía de Melaque, autoridades de Protección Civil colocaron la bandera morada para alarmar a la población que existe presencia de un animal peligroso en la costa.

Contenido relacionado