Sabes cada cuánto deberías bañar a tu perro
05 enero 2022 18:01hrs
Jessica Martin
Tendencia y Viral

¿Sabes cada cuánto deberías bañar a tu perro?

Ahora que tenemos más conciencia de nuestras mascotas nos preguntamos sí realmente sabemos cuándo se deben llevar al veterinario, desparasitar y bañar.

Con la nueva ola de conciencia en la dignidad de los animales y sus necesidades los dueños de los peludos habitantes del hogar cada vez nos hemos puesto más atentos a las recomendaciones de veterinarios y entrenadores caninos para darles una mejor vida a nuestros cuadrúpedos favoritos.

Y es que, pese a la aparente “facilidad” con la que se supone que se cuida un perro, pensar en alimentar, cuidar del pelaje con baño, cepillado y aplicación de tratamientos antipulgas, ejercicio, horarios y rutinas bien establecidas y procurar condiciones óptimas para su hábitat, (temperatura y sitio correcto), no siempre es tan sencillo como parece y uno se pregunta: ¿cómo tratar mejor a mi perro?

¿Cada cuánto debemos bañar a un perro?

Hay que considerar que no es lo mismo un perro faldero que no requiere tanto ejercicio o estar al aire libre que un animal de un tamaño superior y que exige paseos más largos, así como el tipo de pelaje y corte necesario para la raza.

Además, el con qué convive el perro es también un factor a tomar en cuenta, ya que algunos animalitos tienen compañía de otras especies y eso podría ser un factor disuasorio en su limpieza, si bien, no son como los humanos que requieren un baño diario, su aseo no es menos importante.

Según los veterinarios los perros de pelo largo deben bañarse mensualmente siempre y cuando al menos una vez a la semana se cepille y desenrede su pelo o incluso en algunas razas se “esquile”, (cepillado con un peine especial que retira los pelos sueltos). Por su parte, aquellos falderos o de mayor tamaño que tengan pelaje corto pueden ser bañados cada dos meses aproximadamente.

Perro bañado

Obvio, esto dependerá también de si el perro no tiene algún tratamiento tópico por un agente externo que se esté tratando, si no tiene contacto a sustancias que puedan darle problemas en la piel y pelaje o qué tan sucio esté por haber estado expuesto a lodo, hojas secas, ramas, pintura o cualquiera otra sustancia.

¿Qué otros cuidados debo tener al bañar a mi perro?

Por otro lado, para evitar los “típicos dramas de baño” donde el can llora, se arrastra, esconde o se pone en “pose helicóptero” (las cuatro patas abiertas generando resistencia a ser cargado o empujado), es importante hacer refuerzos positivos y rutinas que el perro pueda reconocer como cepillarlo antes, hacer movimientos lentos y pausados, mojar primero el cuerpo y la cabeza al final, (esto evita que se sacudan y te mojen), usar agua tibia y siempre hacer el aseo en el mismo sitio, evitando accidentes para nosotros y estrés para los cánidos amigos.

Finalmente, es importante la desparasitación, profilaxis dental y limpieza de bolsas o glándulas anales del perro realizadas por un veterinario de forma semestral, así como la vacunación en tiempo y forma.

Te podría interesar: ¿Conoces las plantas tóxicas para tus perros?

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado