Científicos encuentran la forma de entender los gruñidos de los cerdos
10 marzo 2022 19:03hrs
Jessica Martin
Tendencia y Viral

Científicos encuentran la forma de entender los gruñidos de los cerdos

Parece imposible, pero es cierto, ha llegado el día que como en “Up” los humanos podremos entender lo que comunican los animales mediante gruñidos.

Hablar de cerditos es pensar quizás en Pigglet o Babe “el puerquito valiente”, pero, más allá de esas referencias de la cultura pop, lo cierto es que los puerquitos son uno de los animales de granja con los que más convivimos los seres humanos y que en parte estamos por ende más familiarizados.

Por ello, no es de sorprenderse que los científicos e investigadores a nivel internacional situados en la Universidad de Copenhagen en Dinamarca se dedicaran por algunos años a generar registros acústicos de un grupo de cerdos durante toda su vida para catalogar y homologar los sonidos, para después traducir los gruñidos de los chanchitos infiriendo sus emociones.

Científicos en Dinamarca logran conocer los significados de los gruñidos de los cerdos

Así como lo leíste, estos científicos lograron traducir los gruñidos típicos de los puerquitos y entender sus emociones.
Esto se logró gracias a que se analizaron 7,000 grabaciones de audio de un grupo de 411 cerdos de los que se registraron los sonidos que emitían en situaciones normales en la granja y en estímulos específicos dentro de un laboratorio, hecho eso, diseñaron un algoritmo que podía decodificar, (básicamente “traducir” de forma burda), los gruñidos de los porcinos y separarlas en dos rangos: emociones positivas, (felicidad, emoción) o negativas, (dolor, miedo o estrés).

Científicos en Dinamarca logran conocer los significados de los gruñidos de los cerdos

¿Cuál era la clave para reconocer las emociones de los cerdos en sus gruñidos?

El científico y profesor Elodie Briefer, asociado al Departamento de Biología de la Universidad de Copenhagen y coautor del estudio, enfatizó en una entrevista para National Geographic que esto es importante porque el reconocimiento de sus emociones ayudará a que los animales puedan ser monitoreados y mejorar su calidad de vida.

Así mismo, enfatizó que esto se pudo lograr porque pudieron empatar la duración y frecuencia de los gruñidos, señalando que entre más breves eran y más baja era su frecuencia más cerca estaban de una emoción positiva, por ejemplo, cuando los lechones ven a su madre o corren.

Por su parte, los sonidos relacionados con emociones negativas eran más largos y agudos con fluctuaciones entre ellos, es decir, no era un sonido emitido de forma constante, y esto pasaba en circunstancias como peleas, castraciones o aislamiento.

Para que luego no dudemos de que estos pequeños animalitos sí sienten lo que les pasa.

Te podría interesar: ¿Perrhijos o hijos para los jóvenes millennial?

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado