aguacate.jpeg
09 noviembre 2021 20:11hrs
Jessica Martin
Tendencia y Viral

Salsa de aguacate sin aguacate… ¡Los taqueros morirán del susto!

Ya dejaremos de ponerle aguacate a todo, o nos quedamos sin planeta, dicen los especialistas.

Recientemente se puso de moda el hashtag de #noavocado, (no aguacate, en español), en redes sociales, ya que con motivo del G20 mejor conocido como la Cumbre Internacional contra el Cambio Climático, se habló que el aguacate o el “oro verde mexicano” pues se estima que esta fruta, (sí, fruta), es una de las que más huella de carbono deja en el mundo.

#NoAvocado

Las cocinas de las grandes cadenas restauranteras y hoteleras a nivel internacional están eliminando el aguacate de sus menús, ya que según especialistas por cada aguacate se requieren 230 litros de agua. Cifra insuperable por cualquier otra siembra de alimentos.

Este producto de origen mexicano es uno de los más representativos del país, (junto con el chile y cacao), y su nombre viene del náhuatl “ahuacatl”, que significa testículo en referencia a la forma que tiene la fruta que cuelga de los árboles.

Lo que los taqueros no quieren que sepas

Si bien, muchos ya están buscando alternativas para hacer siembras ecológicas o en su caso, ver los purés que podrían suplirlo, (aunque nunca alcanzará al preciado guacamole y su exquisito sabor), la realidad es que en México, en los puestos esquineros, la solución para la salsa de aguacate residía en sus taqueros.

Así como lo leyó, la Ciudad de México por años nos ha vendido en sus taquerías una receta de “falso aguacate”, que ha pasado como legado de taquero en taquero. ¿A poco nunca se preguntó por qué jamás se hacía fea su salsa de “aguacate”?, ¡Pues porque no lo era!

falso guacamole.jpg

Falso aguacate

La famosísima, deliciosa y llena de mañana salsa en la que reemplaza el aguacate, la preparan con habas, chile verde, lima y cilantro… Y sobre todo: calabacita. Así como lo leyó, con calabazas verdes.

¿Cómo engañar tú mismo a tu paladar?

Si no quieres abandonar el “guacamole” o al menos esa textura cremosa, color verde y el sabor entre salado y neutro que brinda el aguacate, te contamos cómo hacer la famosa salsa de “falso aguacate” que hará que los taqueros de tu colonia te odien por saber su secreto.

Ingredientes:
· 1 calabacita tierna partida.
· 4 tomates verdes pelados.
· 2 cucharadas de aceite.
· 1 chile jalapeño partido a la mitad, (sin cabo ni semillas).
· 2 dientes de ajo pelados.

· 1/2 cucharadita de sal.
· Cilantro al gusto.

Procedimiento:

Se pone agua en una olla, cuando esté hirviendo se echa la calabacita y los tomates, deben dejarse ahí por cinco minutos, aproximadamente; cuando estén blandos hay que retirar.
Mientras tanto se fríe en aceite o manteca el chile jalapeño.

Listo todo lo anterior, se llevará a la licuadora (sin el agua de los tomates), se agrega el aceite en el que se frieron los trozos de chile, un poco de cilantro y la sal.


¡Como si realmente tuviera aguacate!
No abandones tus taquitos, sólo cambia la salsa, para que ayudemos a nuestro planeta, (es el único en el que podemos vivir, aún).

Te podría interesar: Exposición “Letras en la Mar” en Jalisco

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado