chinche
20 octubre 2021 14:10hrs
Jessica Martin.
Tendencia y Viral

¡Adiós a la chinche de colchón!, te contamos cómo deshacerte de ellas

Que esos incómodos inquilinos del colchón se vayan para siempre es nuestra meta y le explicamos cómo.

Recientemente hemos tenido un gran apego a los hematófagos, (seres que se alimentan de sangre), puesto que parece que socialmente nos empiezan a agradar más los vampiros e incluso hemos aceptado más a los murciélagos, (quienes por cierto, tienen diversas subespecies, que entre sus diversas cualidades, también fungen como polinizadores en el medio ambiente).

Ahora bien, es muy distinto saber de un animal volador que no vive en nuestro hogar, compartiendo techo, (y sin pagar renta), o incluso durmiendo entre nosotros o con nosotros.

Las chinches de cama

Así es, muchas de nuestras camas podrían poseer un inquilino indeseado y casi invisible.

Dicho inquilino indeseable son las chinches, o “Cimex lectularius” por su nombre científico, un insecto hematófago de tamaño pequeño que busca lugares cálidos y húmedos para vivir, reproducirse y desarrollarse… Sí, en efecto, su colchón y quizás hasta su almohada babeada.

Las chinches pueden causar picaduras por todo el cuerpo que derivarán en ronchas enrojecidas, (o incluso de tonos violáceos en pieles más sensibles), causando comezón, incomodidad y en personas alérgicas incluso la necesidad de tomar antihistamínicos.

Cómo deshacernos para siempre de las chinches

Una vez que se detectó que tenemos a este visitante invasor, requerimos desterrarlo y podemos lograrlo con estos sencillos pasos:

1. Higienizar la ropa de cama con lavados a profundidad con agua caliente, uso de cloro o sus variantes amigables a la tela de color, secarlo al sol o de preferencia en alta temperatura en la secadora o cambiarla si es demasiado vieja y pudiera ser propensa a volverlas a alojar.

2. Hacer una limpieza profesional de colchón, (o lavarlo en casa y añadir además el rociado en toda la superficie por ambos lados con alcohol de 90°), y un secado al sol por el tiempo competente o en su caso cambiarlo por uno nuevo, (en caso que también presente ya malformaciones o haya excedido el tiempo límite de uso de 8 a máximo 10 años).

3. Usen aspiradora en las superficies que tendrán contacto o tuvieron contacto con el colchón para retirar cualquier huevecillo o resto.

Así mismo, para prevenir para siempre a estos inquilinos, hay que periódicamente retirar el colchón de su base y limpiar a profundidad todo el espacio de la cama; usar máquinas de vapor concentrado que limpien el colchón mensual o semestralmente máximo; fumigar la base anualmente, (y ventilarla antes de su uso); y cambiar la ropa de cama al menos una vez a la semana.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado