pies covid
09 octubre 2021 11:10hrs
Jessica Martin.
Noticias

Pies COVID un síntoma imprevisto de esta enfermedad

Tras un año y medio de pandemia hemos podido aprender más sobre la covid-19, entre estos aprendizajes entran las secuelas que los pacientes dados de alta enfrentan.

La primera noticia de la covid-19 llegaría en diciembre del 2019 en Wuhan, China, donde se presumiría que la enfermedad era un tema local, no obstante, tres meses después para febrero del 2020 se empezaría a hablar de una crisis sanitaria de condiciones pandémicas.

Un recuento por el inicio de la pandemia

Para marzo del pasado año, se declararían zonas en cuarentena a nivel internacional y a un año y seis meses posteriori, muchos países a mediados de 2021 pondrían fin a los filtros sanitarios, uso de cubrebocas y sana distancia gracias a procesos efectivos de aplicación del inmunológico desarrollado contra la covid.

Sobre los síntomas y secuelas de la COVID

Así pues, nos encontramos con que a prácticamente iniciar la carrera para fin de año, aún hay secuelas del SARS-COV2, que desconocemos, una de ellas ha dado mucho de qué hablar y es justamente “los pies covid”.

Sí, así como lo leyó este, virus que suele alojarse en pulmones, cerebro, hígado o riñones causando síntomas diversos tras los primeros tres a veintiún días de contagio positivo como fiebre, dolor de cabeza, articulaciones o cuerpo, fatiga, tos, diarrea, vómito, naúsea, pérdida del sentido del gusto y olfato, entre otras variaciones, resultó tener una variante más: afecta los pies.

Éste último síntoma en los pies son enrojecimiento, inflamación y hasta descamación de estos miembros inferiores, que suele ser común en pacientes en un rango de edad entre niños y adolescentes, no obstante, pese a la patente incomodidad, no presentan ninguna complicación a futuro y son sólo una evidencia del sistema inmune trabajando contra el virus.

Las secuelas de la enfermedad

Los verdaderos efectos secundarios de aquellos que padecieron la covid, serán principalmente la gastritis, además de la necesidad de rehabilitación pulmonar, mismas que con seguimiento médico son altamente tratables y erradicables.


Aun así, no se confíe y siga atendiendo las indicaciones de salud.

Recuerde que vacunarse es un acto de amor con usted y los demás.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado