torta ahogada
10 septiembre 2022 18:36hrs
Jessica Martin
Turismo

La historia y el origen de la Torta Ahogada

La torta ahogada máxima representación de la gastronomía tapatía vuelve a la mesa con un poco de historia, receta y hasta top de mejores sitios dónde probarla.

La legendaria tradición de la gastronomía Jalisciense radica en la conjugación de los secretos del pasado indígena y la aportación de los diversos grupos migrantes durante la Colonia. Entre los platillos más representativos de la entidad están el pozole, las carnes en su jugo, la birria, las pacholas, las tortas ahogadas, las tostadas de pata, el birote salado, la cauchala, los lonches bañados, tejuino, tepache, el agua de lima y muchos más.

Historia de la gastronomía jalisciense

La cocina tradicional tiene sus orígenes en la época prehispánica que sobrevivió a los 300 años del virreinato y persiste aún hasta nuestros días, preparada por amas de casa o cocineras que poseen antiguas recetas, secretos culinarios y la sazón personal que da ese sabor inigualable a los platillos.

En la época de la Colonia ya existían los fogones, metates y los petriles. Posteriormente las mesas largas que dieron vida a los comedores a finales del siglo XVII; en el siglo XVI comenzó la fusión de la cocina española con la local. Los españoles empezaron a descubrir la comida local ya que acudían a los tianguis y la convivencia con los indígenas fue inminente, los indígenas comenzaron a trabajar con los españoles o criollos quienes traían y consumían productos españoles.

Guadalajara capital de la torta ahogada

En Guadalajara, la capital del estado, y la zona conurbada se encuentra la mayor concentración gastronómica de la región: birria, tacos, tortas, pozole y tamales. Estos platillos también están presentes en los municipios siempre guardando sus particularidades.

Para hablar de la torta ahogada hay que mencionar a su componente primario: el birote salado.

Historia del birote

El birote es una variedad de pan de origen jalisciense, (particularmente tapatío), que se hornea hasta quedar dorado, con consistencia semejante al bolillo y de forma es muy parecida a la del baguette, pero su sabor y consistencia son distintos, puesto que éste resulta más sólido y salado que el primero, con un ligero regusto ácido en el paladar.

Con este pan se elaboran las típicas tortas ahogadas, que se cocinan poniendo carne de cerdo al interior del birote y bañando el pan con salsa de jitomate y chile.

El origen de este pan se remonta a la Ocupación de los Franceses en Jalisco, cuando el general Camille Pirotte, (que era de hecho belga pero de todos modos vino en el ejército invasor), arribó a Guadalajara el 6 de enero de 1864, cuando las tropas imperiales ocuparon la ciudad de Guadalajara.

Cuando la revuelta bajó, el general aprovechó la tranquilidad de la población para ganarse su confianza, siguiendo instrucciones del emperador que le pidió enseñarles a los tapatíos los oficios que ellos sabían, como la fabricación de muebles, clases de música y la elaboración de pan. Así fue como Pirotte intentaría hacer baguettes que por la altitud y condiciones climatológicas acabaría siendo lo que hoy conocemos como “birote salado”, (que de hecho es una malformación del apellido del general intentado pronunciar por los mexicanos).

Receta de la torta ahogada

Como sabemos que a todo buen tapatío le abre el apetito sólo mencionar el birote, hoy les traemos la deliciosa receta de las típicas tortas ahogadas, toma nota y disfruta al final.

Ingredientes:
· Salsa picante (roja)

· 10 jitomates.
· 3 clavos de olor.
· 3 dientes de ajo.
· 1 o 2 pizcas de orégano seco.
· Sal al gusto.
· 100 gramos de chile de árbol.
· 1 o 2 dientes de ajo.
· (Para las tortas)

· 8 bolillos.
· 1/4 kilo de frijoles refritos.
· 1/2 kilo de carnitas de puerco.

Preparación:
1. Coloca los jitomates en una olla grande, cúbrelos con agua y agrega los clavos de olor; cuece a fuego medio-alto hasta que los jitomates estén suaves. Una vez cocidos, retira del fuego, deja enfriar un poco y vierte dentro del vaso de la licuadora.

2.-Agrega 3 dientes de ajo, orégano, y sal al gusto. Cuela y reserva.

3. Hierve los chiles hasta que estén bien suaves y licúalos con el ajo y sal al gusto hasta que el chile esté bien molido. Cuela y reserva.

4. Abre los bolillos a la mitad, por un lado y sin cortar completamente. Unta un poco de frijoles y agrega las carnitas. Sumerge en la salsa de jitomate y agrega salsa picante al gusto. Repite el procedimiento con el resto del pan y la carne.

5. Si quieres tu torta totalmente ahogada, sumérgela completamente en la salsa de chile.

Top mejores tortas ahogadas

Ahora bien, si tienes flojera de preparar tu propia torta ahogada, puedes hacer un recorrido por la perla tapatía y buscar las mejores a tu criterio, ya sea en el centro en la famosa bicicleta, en la central camionera nueva, en las sucursales de las tortas del señor Antonio, (en su mote cariñoso), entre otros.

Además, si no lo sabías, gracias a este platillo el municipio tiene un récord mundial, sí, Guadalajara tiene el Récord Guinness de la torta ahogada más grande del mundo. Esta midió 646 metros de longitud y se utilizaron 646 metros de birote salado; 1230 kilos de carnitas de cerdo; 1640 kilos de jitomate; 546 kilos de limón; 820 kilos de cebolla y 258 litros de chile. La elaboraron cocineros de la Feria Nacional de la Birria y Torta Ahogada junto con alumnos del Colegio Gastronómico Internacional, con motivo del festejo del bicentenario de la Independencia de México.

Sabiendo todo esto, entonces, ¿harás tu propia torta, buscarás la mejor o ya estás en planes de romper el Récord Guinness?

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado
×