concierto programa 2 ofj rompe espectativas con némesis.jpeg
12 junio 2022 19:21hrs
Sarah Jiménez
Azteca Noticias Jalisco

OFJ: ¡Némesis de Ana Paola Santillán rompe expectativas!

La Orquesta Filarmónica de Jalisco dio inicio a su Segundo Programa con una inigualable pieza de la compositora Ana Paola Santillán, titulada como Némesis.

Tras la tercera llamada en el Teatro Degollado, al paso en que las luces se apagaban, se escuchaba una voz masculina quien describió lo que hay detrás de la pieza compuesta por la mexicana Ana Paola Santillán, a quien le dedican el concierto por su cumpleaños número 50. Sin duda alguna, encontraron la pieza ideal para empezar este segundo programa fuerte y extraordinario.

Fue en punto de las 12:30 cuando comenzó este viaje astronómico, al centro del escenario se observaba a la orquesta completa, incluso un arpa y las percusiones. Donde se presenta el Director Huésped, Héctor Guzmán, quien con una sonrisa le da la bienvenida a la Orquesta Filarmónica de Jalisco, y se coloca en su espacio para dar un gran inicio.

Te puede interesar: OFJ: ¡Solistas darán vida a concierto de Brahms en el Tercer Programa!

Némesis, la pieza necesaria para un buen inicio del segundo programa

La pieza da inicio con unos armónicos dedicados por la sección de cuerdas, justamente podemos disfrutar de sonidos agudos de los violines, violas, cellos y contrabajo, donde las percusiones comienzan a hacer una espectacular entrada. Cabe destacar que el arpa fue necesario para darle cuerpo a la pieza que poco a poco iba creciendo a un gran sonido.

En un momento la melodía queda en las cuerdas y se torna a un momento suave y contundente, bajo la batuta de Guzmán que es clara en las entradas de cada sección, suave, pero con fuerza conlleva a momentos emblemáticos dentro de la pieza. La combinación entre la melodía aguda de los violines y lo romántico, pero dramático de las violas, cellos y contrabajos crean una armonía única y fácil de digerir.

El momento más fuerte y emocionante -donde recuerdas las palabras del hombre al inicio del programa sobre el fenómeno cósmico- es cuando los tambores retumban, entran los cellos con un forte en sus cuerdas para después acompañar a los tambores y percusiones tocando su cello de la parte superior, dando golpes en ellos, logrando un emocionante y rápido paso junto con los pizzicatos de las demás secciones de cuerdas. Siendo así un gran inicio, al finalizar Ana Paola Santillán se presentó para recibir los elogios ante la gran pieza.

Te puede interesar: ¡Todos los conciertos en Guadalajara en el mes de junio 2022!

Debussy, Ponce y Tchaikovsky también estuvieron presente

Tras un gran comienzo, la OFJ continuó con su programa, donde presentaron “El Mar” de Debussy, los pasajes permitieron que cada instrumento y sección destacara, entre ellos los cellos, violas, las escalas de violín, el corno francés y la flauta transversal que lleva varias veces la melodía principal. En el mismo también disfrutamos de un solo de violín por el concertino, y otro más por la sección de cellos que permitió disfrutar de una conversación entre “el viento y el mar”. El paso de los piano, pianissimo, forte y fortísimos, destacaron en la pieza ayudando a la intención de la pieza.

Por su parte, Chapultepec, fue una pieza curiosa con bastantes tintes que aluden a la música mexicana en cuanto a trompeta, juego de flautas y vientos. El compositor de la pieza, M. Ponce, jugó con las intenciones de la pieza, donde hay momentos que suena a guerra, mientras muchas otras melodías te transportan a un juego de niños. Cabe destacar que el solo del cello fue romántico y triste que da fin al segundo movimiento. Mientras que el inicio del tercer movimiento destacan los vientos acompañados por pizzicatos, mientras que la dirección de Guzmán es bastante clara, muestra fortaleza y le da inicio correcto a los platillos que llenan al teatro entero.

Para finalizar, Tchaikovsky presentó su obra Romeo et Juliette, perfecta para terminar la velada de este caluroso domingo. El inicio es lento, sombrío y triste como muchas partes de la pieza, las violas, cellos y contrabajos mantienen una melodía suave, grave, romántica y dramática que da intención a la pieza. El arpa también fue un protagonista para la pieza, donde sus suaves cuerdas marcan tendencia. Sin duda alguna la pieza fue melancólica, dramática y llena de emociones, donde podemos imaginarnos perfectamente la pieza de Romeo y Julieta.

La batuta de Guzmán logró el cometido: llevar cada pieza de manera suave, contundente y con gran intención.

Abdiel Vázquez inaugurará la Segunda Temporada de la OFJ como solista

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado
×