¡Legendarios! Los sabrosos tacos de Barbacoa en la calzada Olímpica

¿Tacos de barbacoa? hay muchos, pero buenos, ¡buenos!, hay que seleccionar los mejores, por eso Gustavo Cárdenas hizo caso a las recomendaciones y encontró una receta digna de presumir.

20 enero 2023 12:57hrs
Gustavo Cárdenas
Azteca Noticias Jalisco

Sí de comida de tarta y más de comer sabroso, usted me tiene que hacer caso, su tragón de confianza. En este viernes de encajar el diente nos venimos a calzada Olímpica a probar unos tacos de barbacoa que preparan bajo este toldo verde. Y dicen que están muy buenos así que véngase y vamos a conocerlos juntos.

Era el año 1979, cuando Domingo Gutierrez decidió incursionar en el mundo de la barbacoa. Hoy, 44 años después, su legado se reconoce; hijos, nietos y bisnietos participan en la preparación de la carne, los ingredientes, las salsas y todo lo necesario para preparar unos buenos tacos.

“Nosotros somos de Jesús Maria, cerca de Arandas, un lugar famoso por los tacos. Mi papá allá vendía tacos de cabeza en la noche y siempre tuvo la inquietud de esto y se metió de lleno. Mi papá probando e investigando, tiene mucho gusto, sabe detectar sabores y se dedicaron a comer mucha barbacoa hasta que dieron con el punto y se puso a vender tacos mi papá y bendito Dios”, contó Ángel Gutiérrez, hijo de taquero.

Preocuparnos por la calidad. Mucha gente ha cambiado productos porque va encareciendo algo y mi familia siempre ha procurado tener la mejor calidad en lo que se pueda. Hacerla al vapor, una vaporera casi a mi tamaño, lo hacemos para que la carne guarde el sabor, la mayoría le pone agua y eso hace que la merma sea menos, pero no es igual al sabor. En general hay detalles pequeños, pero ese es el mayor”, dijo Daniel Gutierrez, nieto del fundador.

¡Qué fregón y qué orgullo encontrar una receta que traspasa generaciones!, aquí la barbacoa sabe a familia, sabe a hogar y sabe ¡buenísimaaaaa! Con harta cebolla, un chilito toreado, salsita verde. ¡Ayyyyy tragones! Cuéntamelo todo.

“Muy buenos la verdad, recomendables. A mí me gusta mucho la salsa y con chilito verde. Dorados o blanditos”, recomendó Eduardo, tragón de tacos.

“Todo, todo muy bueno, la salsita, me llevo tres para la casa y uno aquí. Te los recomiendo, prueba y verás”, añadió Doña Chela, amante de la Barbacoa.

Y ni que fuera Dios pa’ perdonar. ¡Échenme mis tacos de barbacha!

Mi Gera, aquí nomás me falta un blandito, échame un blandito con cebolla y todo, échale con estilacho. Échame un limoncito. Con su respectivo limoncito, hijo de su madre y ahora sí, a su salud.

¡Ayyyyy mamá! Nomás de acordarme me vuelve a dar hambre. ¡Qué tacos, qué barbacoa! Mi total reconocimiento a esta familia. Y usted no se haga. Vaya, pruebe y luego me cuenta.

Contenido relacionado
×