Citlali Amaya busca mejorar el desarrollo económico y turístico de Tlaquepaque

La candidata a la alcaldía de Tlaquepaque por Movimiento Ciudadano, Citlali Amaya, desea impulsar el sector turístico del municipio.

Gustavo Cárdenas
Azteca Noticias Jalisco

Conocido como la cuna alfarera, con 800 mil habitantes, es el único pueblo mágico en la zona metropolitana de Guadalajara, famoso por su pintoresco, popular y siempre concurrido centro histórico.

Hablar de Tlaquepaque es hablar de Jalisco, música, tradiciones y, por supuesto, gastronomía.

Es imposible hablar de Tlaquepaque y no mencionar su gastronomía, por eso venimos aquí con Chuy Mire, nada más que rico se ve todos, y no voy a desayunar solo. Hoy estamos en compañía de Citlali Amaya.

“Sí, claro, aquí están riquísimas las carnitas, a mí me encantan los de buche. Ya pedí”.

Como una buena receta, los gobiernos municipales necesitan buenos ingredientes.

Citlali Amaya, actual presidenta municipal con licencia, lo sabe. Nacida en la colonia El Tapatío, madre de dos pequeñas niñas, reconoce que el servicio público se hace con la mira puesta en el desarrollo de Tlaquepaque.

“Yo me siento muy contenta porque he podido incidir en la ciudad para que la ciudad cambie. Tlaquepaque tenía colonias que no tenían agua, que no tenían drenaje y hoy en día tienen la garantía de sus derechos humanos. Logramos la primera universidad pública para San Pedro Tlaquepaque”, expresó Citlali Amaya, candidata en Tlaquepaque.

Desde el 2018, San Pedro Tlaquepaque mantiene el nombramiento de Pueblo Mágico. Esto impulsó y apuntaló al sector turístico en el primer cuadro.

“Sueño con que la ciudad siga cambiando. Sueño con seguir incidiendo para que a la ciudad le vaya bien. Por ejemplo, quiero logramos una prepa aquí. Hicimos la universidad, arreglamos 300 planteles pero nos quedan otros que vale la pena dignificar, ponerles sus malla sombra, sus juegos a las escuelas. Siempre mandamos las mochilas, los útiles, los uniformes”.

La preocupación de Citlali Amaya por la niñez tiene justificación. El año pasado la vida le cambió cuando adoptó a una bebé recién nacida que fue abandonada en las calles. Un milagro, según dice.

A esta chiquitita la abandonaron con problemas serios médicos. Necesitaba atención oportuna, leche especial, medicamentos, y mi corazón dijo hay que hacer algo, y es una gran satisfacción porque hoy es una niña sana”, agregó la candidata.

Mujer, madre, jalisciense, Citlali Amaya trabaja por sus sueños. Un mejor Tlaquepaque es prioridad en su lista.

Te podría interesar: Verónica Delgadillo busca impulsar el deporte y la salud mental en Guadalajara

Contenido relacionado