El mirador San Miguel, punto de reencuentro de los amigos desaparecidos en Lagos de Moreno

Se cumplieron siete días de la desaparición de los cinco jóvenes en Lagos de Moreno, los vecinos caminan en las calles del centro con veladoras en mano para pedir paz.

Florencia Moreno
Azteca Noticias Jalisco

Un punto de reencuentro de recreación que escribió el inicio de una pesadilla. Es el Mirador San Miguel, ubicado en la calle Mariano Escobedo, en la colonia San Miguel, aquí fue el lugar donde se reunieron Diego, Roberto, Uriel, Jaime y Dante, el pasado 11 de agosto en Lagos de Moreno, Jalisco.

“Hay muchas ramas que se están saliendo para un lado y para otro, y nosotros queremos buscar y que nos traigan a nuestro hijo”, dijo Armando Olmeda, padre de Roberto.

Colocan veladora en el mirador

Hoy una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, con una foto del joven Roberto Carlos Olmeda Cuéllar, está en El Mirador, dando un significado especial, de libertad, cuidado, pero sobre todo de amor, y una veladora iluminando su regreso. A siete días de la desaparición forzada, aún no hay certeza de lo ocurrido, tres fincas aseguradas: en la colonia Orilla del Agua donde se les tuvo en cautiverio; la finca ubicada a cinco kilómetros de la comunidad La Troje, en medio de cerros se localizaron restos óseos y cráneos totalmente calcinados.

Sobre el cruce de San Rodrigo y San Romero, en el fraccionamiento La Palma no cuenta ni con sello de aseguramiento, ni tampoco vigilancia donde encontraron en este punto armas y droga.

Existen varias líneas de investigación

En las instalaciones de la Fiscalía de Lagos de Moreno, la policía investigadora se reúne para seguir con las búsquedas de campo. La Policía del Estado realiza rondines por las principales calles. Señalaron que se continúa trabajando con los dictámenes forenses correspondientes para identificar a las víctimas, proceso que llevará días.

Se han hablado de varias líneas de investigación, una donde se señala que fueron engañados con una promesa de trabajo, el padre de Jaime lo desmiente.

“Tenemos que esperar los peritajes, ellos están haciendo su trabajo y no podemos hacer nada. Los que no tenían trabajo, estudiaban, no creo que andaban buscando trabajo”, mencionó Jaime Martínez, padre afectado.

Saldrán por las calles en silencio

A una semana, familiares y amigos saldrán a las calles de Lagos de Moreno en silencio, donde colocarán veladoras como símbolo de paz.

“Lo que sé, es que mi hijo ya está al lado del señor, está con Dios, es lo único que me queda claro”, comentó Jaime Martínez, padre afectado.

Contenido relacionado
×