Recuerdas el famoso caso de las llamadas Poquianchis
25 junio 2022 10:06hrs
Jorge Kirschner
Azteca Noticias Jalisco

¿Recuerdas el famoso caso de las llamadas “Poquianchis”?

El grupo que estuvo en activo de los años 40 a 60 en nuestro país infringió terribles actos de crueldad, aunque quizás las nuevas generaciones no lo sepan.

Dentro de la historia del crimen, estas cuatro hermanas se considerarían las asesinas seriales más desalmadas y cínicas de la historia de México y de las entidades de Guanajuato y Jalisco, operaron entre los años 1945 a 1964.

¿Quiénes eran las Poquianchis?

Delfina González Valenzuela la mayor y líder del grupo; María del Carmen González Valenzuela, María Luisa González Valenzuela y la menor de todas María de Jesús González Valenzuela, eran las llamadas “Poquianchis”.

Su modo de operar era sencillo: al contar con burdeles reclutaban jóvenes bellas, menores de edad de 12 a los 16 años, las hermanas se hacían pasar por gente buena de fe hasta religiosas y las niñas de rancherías eran convencidas que estarían en casas ayudando en la limpieza, sus padres actuando de buena fe accedían pensando en un mejor futuro para sus hijas… Sin saber que estas jovencitas se volverían las víctimas de este grupo delictivo.

¿De dónde venían las “Poquianchis”?

La familia de “Las Poquianchis” vivía en una situación difícil económicamente, eran originarios de El Salto, Jalisco. Su padre un hombre de carácter explosivo fue policía y alguacil llegó a torturar y asesinar presos en ocasiones sus hijas fueron testigos de esos actos, por su parte su madre estaba inmersa en la religión; contrastes que ocasionaron un desequilibrio emocional en las menores.

¿Cuál fue la zona en la que las Poquianchis hicieron su dominio del terror?

Tras la muerte de sus padres Delfina tuvo la idea de iniciar con un primer negocio clandestino que se convertiría en su primer centro de diversión de adultos, lo estableció en el municipio de El Salto, pero al crear fama a voces comenzaron las riñas y problemas, los oficiales de aquella época clausuraron el lugar, sin embargo, con la experiencia, los ahorros y los contactos de políticos que disfrutaban de los favores de sus reclutadas. Las Poquianchis se establecieron en Lagos de Moreno en el año de 1954 con más influencias y poder que nadie podría imaginarse incluso extendieron su imperio en poblados de Jalisco y Guanajuato.

¿Qué le hacían las Poquianchis a sus víctimas?

En los burdeles las niñas y jovencitas eran examinadas desnudas, si no cumplían con lo establecido la decisión era ser violadas por parte de sus empleados, las bañaban con agua helada, si tenían una buena jornada y al cliente satisfecho comían un plato de frijoles y tortillas, de no ser así eran azotadas sin ningún tipo de alimento.

Entre los actos más crueles se les atribuye el asesinato de varias prostitutas que ya no les eran funcionales las enterraban en un cementerio al mando de “El Capitán Águila” esto ocurría en el poblado de La Purísima del Rincón, otras eran enviadas con “El Verdugo” el cual las sometía al grado de morir de debilidad, quemarlas, las arrojaba de una azotea, o las enterraba vivas. Si las jóvenes salían embarazadas tenían que abortar y si nacía algún infante lo mataban, solamente un niño le fue respetada su vida, quien sufrió de maltrato hasta ser vendido.

¿Fueron capturadas alguna vez las Poquianchis?

Con el poderío económico contactos en ámbitos sociales y políticos. Las Poquianchis nunca imaginaron que estarían frente a la justicia, se sentían protegidas y su silencio ante los favores sexuales de diplomáticos era su garantía, había testimonios en su contra de algunas mujeres que lograron fugarse pero parecía ser inútil, la corrupción era su aliada, hasta que Catalina Ortega escapó y en León Guanajuato dio su testimonio y durante una redada detuvieron a Delfina y a su hermana María de Jesús ambas acusadas de su crímenes pagaron con cárcel, Delfina murió en la cárcel de Irapuato a los 56 años y María Luisa “Eva la Piernuda” falleció de cáncer hepático en 1984 estando encarcelada.

A Las Poquianchis se les atribuyen más de 150 muertes y sus vidas han sido inspiración de obras de teatro, novelas, y películas.
Una historia que nunca debió de ocurrir.

Te podría interesar: Llevan flores por el tercer aniversario de las víctimas de Joao Maleck

Video: El primer milagro documentado en vivo en San Juan de los Lagos

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado