La muerte de Miguel por caer en el Río Santiago sigue sin ser resuelta

Ya son 14 años de que a la familia López Rocha le falta un integrante por la muerte de Miguel quién moriría tras caer al Río Santiago e intoxicarse.
27 enero 2022 09:01hrs
Becky Reynoso
Azteca Noticias Jalisco

Hace catorce años, en enero del 2008 el niño Miguel Ángel López Rocha de 8 años de edad cayó accidentalmente al Río Santiago mientras jugaba con sus amigos, diecinueve días después perdería la vida por intoxicación aguda por arsénico.

Informes médicos dictaron que la muerte de Miguel estuvo relacionada al agua del río

“Paro cardiorrespiratorio, falla orgánica múltiple e intoxicación agua por arsénico”, dijeron en la pericial del dictamen de muerte del menor.

Este dictamen se validó por quien fuera el Director del SEMEFO en 2008, quien mencionó: “en la práctica de la autopsia encontramos que había sustancias tóxicas dentro del organismo”.

De acuerdo a estudios realizados por la Universidad de Guadalajara el Río Santiago no tenía uno, sino varios contaminantes causando más daño que el propio arsénico, al respecto en ese momento los especialistas universitarios añadieron que: “toda la gente que vive cerca del río están siendo crónicamente intoxicados”.

Cinco años después de la muerte de Miguel Ángel, su madre aseguraba que todo seguía igual en cuanto a la contaminación: “yo cuento los días y digo ya estuviera bien grandote mi niño, me pesa mucho no tenerlo, yo lo extraño tanto”.

El Comité Ciudadano de Defensa Ambiental en el Salto hasta el año pasado registró en trece años 2,374 personas con enfermedades crónicas relacionadas con la contaminación, por lo que siguen insistiendo en un hospital de especialidades en la zona.

La carpeta de investigación, al momento, sigue abierta.

Te podría interesar: Agredidos por policías en nosocomio presentan queja ante CNDH

Contenido relacionado