fiebre amarilla
20 octubre 2021 14:03hrs
Jessica Martin.
Medicina y Salud

Fiebre Amarilla presenta nuevos brotes en América Latina

La OMS encuentra al Sur de América Latina, más precisamente en Venezuela brotes de fiebre amarilla que conmocionan la nación.

La fiebre amarilla es causada por un virus que se transmite por la picadura de mosquitos que previamente haya picado a una persona enferma, es decir, no todos los mosquitos son portadores de este virus, sólo algunos que picaron al primer portador, (humano). Este padecimiento se encuentra comúnmente en Sudamérica o África subsahariana, aunque no es exclusivo o “endémico” de las zonas, puesto que cualquier zona tropical podría albergarlo.

Nuevos brotes de fiebre amarilla en el continente

Tal es el caso del reciente brote detectado en el país en el sur del continente americano, Venezuela, del cual la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha reportado que los últimos siete casos confirmados presentaron la siguiente evolución: “tres fueron asintomáticos y cuatro desarrollaron signos y síntomas entre el 20 al 24 de septiembre, todos presentaron fiebre y uno de los casos también presentó cefalea, dolor retro ocular, artralgias y erupción cutánea”. Cabe destacar que el organismo también mencionó que una de las infectadas fue una embarazada que ya había recibido la vacuna contra la fiebre amarilla.

Aún no se sabe si el brote podría considerarse letal, pese a ello, se ha detectado que la posible fuente de infección sería una pequeña localidad al sur del municipio de Maturín, en el estado de Monagas, Venezuela.

Las autoridades internacionales competentes y el propio país, ya se encuentra tomando cartas en el asunto desde finales del pasado mes de septiembre.

Más sobre la fiebre amarilla

Esta enfermedad no es reciente, pues en la historia causó epidemias devastadoras entre los siglos XVII al XX, pues se dice que fue originada en África occidental y transmitida en América por barcos a través de los propios marineros y esclavos que viajaban para vender mercancías, que habían sido picados por mosquitos inoculados por este virus.

Su nombre se debe a que a las personas contagiadas les daba ictericia y su piel se ponía amarilla, mientras que desarrollaba síntomas iniciales similares a la gripe común como fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, pérdida del apetito, vómito y dolor muscular, que aparecían entre 3 y 6 días posteriores a la picadura y éstos desaparecían luego de 3 o 4 días.

Pese a ello, niños y personas de la tercera edad, pueden presentar mayor riesgo a que esta enfermedad se vuelva letal.

El contagio de este virus no es de humano a humano, ni por la leche materna, únicamente se puede transmitir a través del mosco que inocula el virus al nuevo receptor.

Es importante destacar que ya existe una vacuna y que es probable que esta enfermedad bien tratada no resulte letal para el portador.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado
×