calaverita
27 octubre 2021 18:51hrs
Jessica Martin
Arte y cultura

Cómo hacer tu propia calaverita de azúcar

A todos nos gusta lo dulce, porque es un placer mexicano, que aparentemente según nuestras tradiciones ni muertos dejamos de tener.

Próximos al 02 de noviembre, los mexicanos nos disponemos a poner todo en orden para celebrar el Día de Muertos con cada una de las tradiciones que lo conllevan desde redacción de jocosas calaveritas, elaboración de altares y ofrendas, decorado de tumbas y panteones y preparación de deliciosos platillos tradicionales como el pan de muertos.

No obstante, una tradicional muestra gastronómica es el hacer cráneos o “calaveras” de dulce, que pueden estar hechas en azúcar, (la forma tradicional), o en sus versiones modernas en chocolate, amaranto o hasta gomita.

¿Qué significan las calaveritas?

Las calaveritas de dulce son, junto con el pan de muerto y la elaboración de las ofrendas, una de las tradiciones gastronómicas más importantes para el Día de Muertos. De hecho, son consideradas como una artesanía, y tienen su origen en la época prehispánica.

Si bien, solemos ver esta colorida y deliciosa pieza de tradición en los altares, lo cierto es, que pueden tener dos significados: ponerles el nombre de un difunto y colocarlos en la ofrenda, en apoyo y complementariedad con la foto puesta; o bien, para dárselo a una persona que aún vive y que queremos, diciéndole que en el “Micltán” esperamos encontrarnos nuevamente, (siendo además un recordatorio entre tétrico e hilarante, de que, en efecto sólo tenemos segura la muerte).

¿Sabes cómo hacer tu propia calaverita de azúcar?

Nosotros en redacción tenemos el diente muy dulce y estamos esperando con ansias el poder tener el pretexto perfecto para comer una calaverita de azúcar, y como sabemos, que esto es un punto débil para cualquier mexicano, te compartimos la receta para que hagas la propia.

Ingredientes:

· 2 tazas de azúcar glass.
· 1 cucharada de miel de maíz.
· 1 clara de huevo.
· 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.

· 1/3 tazas de maicena.
· Colorantes artificiales de diferentes colores al gusto.

Procedimiento:

Primero vamos a trabajar con los ingredientes secos para nuestra “masa”, así que vamos a pasar por un colador el azúcar glass, que al cernirse quedará en un bowl de cristal en donde podremos añadir la clara, la miel y la vainilla.

Con todo puesto en el molde, revolvemos de forma uniforme hasta que la mezcla forme una bola que resulte del amasamiento y ya no se pegue en las manos.

Después, en una superficie lisa y limpia vamos a espolvorear un puñito de maicena y ahí pondremos la masa que estiraremos con un rodillo hasta que quede perfectamente lisa.

Para que no sufras y debas sacar demasiadas cualidades artísticas, puedes comprar un molde plástico o de silicona con forma de cráneo que forrarás con esta masa para las calaveritas. Una vez hechas, espera a que se enfríe.

Fría la mezcla, corta por mitad las calaveras para desmoldarlas y después pega ambas partes con un poco de azúcar glass revuelta con más clara de huevo que funcionará como un engrudo comestible.

Con el colorante vegetal píntale ojitos, boca, hazle adornos y ponle el nombre que quieras en la frente… ¡Y listo, tienes tu propio dulce antojo mexicano para este Día de Muertos!

Te podría interesar: Lugares imperdibles en México para vivir el Día de Muertos

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado
×