Ariel Leguizamón columna México eliminado Qatar 2022
01 diciembre 2022 15:48hrs
Ariel Leguiz
Fuerza Informativa Azteca

Solo sé que no sé nada: la increíble eliminación de México en Qatar

La Selección Azteca quedó eliminada de la Copa del Mundo de Qatar 2022 en fase de grupos, resultado que obliga a hacer muchos cambios en la planificación.

Esta es una conocida frase, dicha por Sócrates, alrededor de 400 años antes de Cristo y aún tiene vigencia, para demasiados tópicos.

La eliminación de México en el Mundial de Qatar 2022, ha magnificado un sinfín de reacciones a su alrededor, desde aquellos que sólo apuntan a Director Técnico, Gerardo Martino y los que van más allá, a cuestiones estructurales, formativas y competitivas del futbol mexicano.

Soy de los que cree que, para comenzar a propiciar un cambio, primero se debe asumir una condición de realidad, en este caso: “no sabemos nada”. Básicamente, sostengo que en México se debe arrancar desde cero. Durante este proceso mundialista, algunas cosas se hicieron bien, otras, indiscutiblemente, se hicieron mal; pero para llegar a un diagnóstico determinante, supongamos que todo está mal, porque la posible solución será complicada, difícil de asimilar y probablemente inconveniente para varios.

Ha llegado el momento de decidir con firmeza y de manera ejemplar, el futbol mexicano debe salir de esa “zona de confort” en la que parece estar inmerso. Hay estructura, hay dinero, hay inversión y buenos ejemplos de gestión; pero hay magros resultados. Lo ocurrido en Qatar, es el colofón de una serie de golpes recientes, como las eliminaciones a Juegos Olímpicos o el Mundial Sub 20.

Te puede interesar: Los partidos de Octavos de Final de Qatar 2022 definidos este 30 de noviembre

Tengo la fortuna, de haber conocido el futbol de varios lugares del continente y el futbol mexicano es uno de los que más invierte en toda Latinoamérica y sin embargo, la competitividad no aumenta y los jugadores no se desarrollan de manera acorde a dicha inversión. No es por falta de talento y podríamos debatir si es por carencia de oportunidades; aunque creo que se debe, en mucho, a una falta de formación adecuada. El futbol de este país se debe decidir por una filosofía, por una identidad colectiva alrededor del deporte. Algo que lo distinga ante los ojos del mundo, como sucede con tantos equipos. Si el DT de la selección nacional es mexicano o no, pasa a ser secundario, lo importante es que se adapte a esa necesidad y que, con su trabajo, provoque un crecimiento hacia ese sello distintivo y colectivo.

¿Está todo perdido? Mi respuesta es no. Tanto así que incluso Gerardo Martino estuvo muy cerca de lograr, al menos, lo hecho por sus predecesores; pero no fue así y todo se derrumbó anticipadamente.

En el futbol, como en la vida misma, uno aprende en ocasiones a golpes, a tropiezos. Éste es muy importante y es obligatorio encontrarle una arista positiva.

En tres años y medio, habrá otra cita mundialista. Una donde México, incluso, será anfitrión y por lo mismo, no habrá camino eliminatorio. El contexto es apropiado para probar una nueva forma, una nueva senda; sin embargo no se puede improvisar y mucho menos, caer en la creencia terrenal de que una sola persona, va a venir a solucionar nuestras carencias.

Hay ejemplos, como lo hecho por Australia al salirse de la Confederación de Oceanía (donde no tenía competencia), para disputar su boleto en la Confederación Asiática. O lo hecho por España que, tras el título del 2010, inició un proceso que, al día de hoy, los tiene como favoritos con una generación notablemente joven. También lo realizado por Alemania, una potencia histórica que se consagró, por última vez, en el 2014 y a partir de allí, decidió rejuvenecerse y probar nuevos métodos, yendo a España para recopilar información de la manera en que trabajan los ibéricos y replicar dicho modelo.

Hoy la derrota duele, mañana debe ser una enseñanza.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado
×