tatuajes
23 octubre 2021 21:40hrs
Jessica Martin.
Tendencia y Viral

7 Países que quizás no te acepten estando tatuado

Si bien la cultura internacional derivada de la globalización y el internet ha hecho claras muestras de que los países adapten sus culturas a otras, sin embargo, hay naciones y creencias que parecen aún no abrirse.

En Occidente y algunas áreas de Oriente los tatuajes son muestras de un legado, una representación de una ideología o idiosincrasia nacional, muestras de supervivencia, sueños, anhelos o momentos que marcaron nuestra vida para siempre.

Los budistas de diversos países y culturas mesoamericanas han adaptado su uso a ritos tradicionales que demuestran que un joven ha llegado a la adultez, una mujer es casadera o bien, han optado por una vida célibe o incluso para entrar en trances específicos.

No obstante, esto no pasa en todos los países, por lo que si estás próximo a viajar y listo con tu esquema de vacunación completa con inmunológicos aceptados internacionalmente, quizás quieras revisarte la piel y luego, la lista de países que te presentaremos a continuación. No vaya a ser, que pases un mal momento.

Los países a nivel internacional que no ven bien los tatuajes

1. Japon
Los nipones han tenido una historia de horror con las personas con tinta en su piel, pues la famosa mafia japonesa “yakuza”, es una de las más temibles por su capacidad de maldad dentro y fuera de su país y solían caracterizarse justo por tener diversos “tattoos” visibles, lo que los ha hecho consignar a cualquier persona que tenga tatuajes como una fuente posible de peligro.

Por otro lado, si bien el “estigma” ha bajado en años recientes, aún esas “alteraciones” en la piel, son mal vistas por los más conservadores, lo que podría llevarte a tener que pagar costos extras o usar trajes de baño estilo buzo en playas o albercas para no “incomodar” a tus vecinos. Recuerda que en este país, priorizan la comodidad del prójimo, por lo que no te sorprenda que si no obedeces la regla, te pidan retirarte.

Los puntos a tomar en cuenta son: “ofuros” espacios de sauna japonesa donde la gente se baña desnuda, (ahí se prohíben las personas tatuadas sólo si es con desconocidos si viajas en pareja, grupo o solo y rentas un espacio propio, el servicio sí se te dará); piscinas públicas, algunos gimnasios, (a menos que la ropa lo tape en su totalidad, es decir sin transparencias o posibilidad de que en movimiento se deje ver); y algunos centros ceremoniales más tradicionales.

A pesar de que Japón tiene una gran tradición de dibujos en la piel, debido a una prohibición del gobierno en el siglo XIX, todavía son asociados con los criminales.

2. Sri Lanka, Myanmar y Tailandia.
En estos sitios, los tatuajes son generalmente aceptados, pero un turista se podría ver en graves problemas si lleva uno que represente a Buda, puesto que es una parte sagrada de su dogma religioso, (budismo), y podría representar una falta de respecto a su cultura que podría acabar en arresto y deportación a tu país de origen, (muy probablemente sin devolución de lo que hayas pagado por adelantado en hospedajes o actividades turísticas).

En Tailandia, un país en donde hay muchísimas tiendas de tatuajes, en 2011 entró en vigor una ley para que no se pudieran tatuar imágenes de Buda a los turistas y hay carteles que lo indican en varios idiomas.

Si bien, pareciera exagerado, estas actitudes son sólo porque el tatuaje en sí se considera irrespetuoso y una ofensa cultural, no porque se esté o no tatuado, así que con cualquier otra cosa que no sea una obscenidad, puedes viajar tranquilamente por estos países. Es más, hay tatuajes que son considerados sagrados y son hechos en ceremonias especiales por monjes budistas que entran en trance.

3. Irán, Emiratos Árabes Unidos y Turquía
En Irán, Emiratos Árabes Unidos y Turquía los tatuajes en algunos casos no son bien vistos y hasta están prohibidos, de hecho, la profesión de “tatuador” está penada con cárcel de por vida por ser considerado “contrarrevolucionario” y además un “atentado al cuerpo” desde la perspectiva del Islam.

Si bien con los hombres al ser turistas pondrán mínimos o nulos reparos, las mujeres tendrán que respetar el código de vestimenta islámico y buscar esconder los tatuajes con maquillaje y ropa, evitar el maquillaje en boca, el uso de fleco y mostrar excesos de piel.

En los Emiratos Árabes Unidos hay una fatua -un pronunciamiento de los líderes religiosos- que considera a los tatuajes una forma de daño autoinfligido. Los viajeros que los lleven cubiertos no tendrán problemas. Sin embargo, los visibles podrían ser mal vistos.

Conclusiones

En la mayoría de países no habrá problemas por el uso de tatuajes, perforaciones, maquillaje o tipo de vestimenta, pero, entre más apegados al islam serán más reservados en las modificaciones que queramos hacer al introducirnos a su cultura, así que habremos de considerar, (sobre todo las mujeres), si los tatuajes que poseemos se pueden tapar o evitar ser expuestos a la sociedad o si tenemos el capital suficiente para en países como Japón alquilar espacios privados.
O bien, de plano, evitarlos.

Te podría interesar: En Guadalajara ya viajan directo a Madrid

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado
×