el eterno enamorado de un maniquí vestido de novia en Hermosillo.jpg
02 agosto 2022 10:08hrs
Sarah Jiménez
Tendencia y Viral

El insuperable amor de un hombre a un maniquí en Hermosillo

Tal vez no lo sabías, pero la historia de este hombre es resonada en México, pues Arturo Chávez estuvo enamorado de un maniquí en vestido de novia por años.

¡La historia de amor que cruzó las fronteras de lo imposible! Todo comenzó en el año 1980, cuando Arturo Chávez comenzó a sentir algo enorme en su corazón, inexplicable y todo indicaba que se trataba de amor. Este sentimiento surgió cuando el hombre vio un maniquí de mujer vestida en un hermoso vestido blanco de novia, la cual estaba en las calles de Hermosillo, Sonora.

Fue la dueña del negocio quien notó por primera vez que el hombre había quedado enamorado de la maniquí. Ella misma fue quien mencionó que fue testigo de cómo el enamorado observaba el rostro de esta muñeca, recorriendo su vista desde el rostro, luego los labios, las manos, hasta llegar a ver los ojos de la misma. Todas las veces que la observaba, hacía el mismo ritual de admiración y amor a la muñeca.

Te puede interesar: Mujer se casa con un muñeco de trapo y se “embaraza” de él

El eterno enamorado de un maniquí en Hermosillo

La dueña del lugar pensó que se trataba de un hombre más en situación de calle que de vez en cuando admiraba al maniquí que portaba un hermoso vestido de novia, sin embargo, Arturo regresó al día siguiente, y así consecutivamente hasta que se convirtieron en semanas, meses, años, pero no solo dos o tres, sino que lo que restó de su vida fue un fiel visitante a su bella mujer hecha muñeca.

Todas las visitas sucedieron sobre la calle Aquiles Serdán, por lo que la imagen de Arturo viendo al maniquí hipnotizado se habría vuelto un elemento de Hermosillo. Incluso las empleadas del lugar llegaron a familiarizarse con él y fueron testigos de lo que le contaba Arturo a su amada, así también como múltiples serenatas que le llevó al maniquí a través del vidrio que los separaba.

arturo chávez eterno enamorado de hermosillo con un maniquí.jpg

Su amor fue más allá, Arturo intentó robarse a su amada

No fueron ni una ni dos las veces que Arturo rompió el vidrio del aparador, sino cuatro, pues el amor de este hombre llegó bastante lejos. Los testigos también mencionaron que constantemente le lanzaba agua para que no se desvaneciera con el intenso calor e incluso rompió los vidrios para poder abrazarla. La dueña del lugar llegó a llamar a la policía con la finalidad de que el hombre pudiera acceder a ayuda psiquiátrica.

Toda esta situación venía de una historia triste por la que habría pasado Arturo, pues una de sus sobrinas le mencionó a la dueña del lugar de novias que unos años antes de que el hombre se enamorara del maniquí, Arturo iba a contraer matrimonio con una mujer llamada Esmeralda, sin embargo, ella falleció ocho días antes de la boda y fue sepultada con su vestido de novia. Es por ello que el eterno enamorado de Arturo nunca superaría aquella triste pérdida.

Tras saber la historia, la mujer decidió regalarle la muñeca a Arturo, no obstante, al comenzar a quitarle el vestido de novia, él se negó a aceptarla y prefirió visitarla en la vitrina hasta que un día fue llevado a un hospital psiquiátrico. Así fue la historia del eterno enamorado de Hermosillo.

Te puede interesar: Joven va al aeropuerto para recibir a su novio virtual y no la reconoce

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado