¡No grites!, pero expertos señalan que desde los 30 olemos a viejito
23 julio 2022 13:07hrs
Jessica Martin
Tendencia y Viral

¡No grites!, pero expertos señalan que desde los 30 olemos a viejito

Aunque nos duela decirlo parece que los químicos y biólogos tienen noticias desagradables: desde los treinta años nos llega el temido “aroma a viejito”.

Vamos a ser sinceros, incluso los que tenemos el peor olfato sabemos que un bebé tiene un aroma distinto y dulzón, que un libro viejo o uno nuevo posee un olor diferente, así como las personas que trabajan en el ramo de la salud podrían tener un “buque” a medicamentos o alcohol… Así también nuestros abuelitos y bisabuelitos huelen a “viejito”.

Ciertamente ninguno de los aromas antes mencionados son desagradables, pero sí característicos y si no sabíamos por qué huelen como huelen, hoy sabremos qué lo hace pasar y además desde qué edad el cuerpo toma este olor.

¿De dónde viene el “olor a viejito”?

Aunque antes se decía que era el aroma de la naftalina usada para preservar objetos en los clósets y armarios, (si no sabes qué es eso eres demasiado joven para leer este artículo), era lo que hacía que las personas mayores olieran “diferente” así como la propensión a usar más ungüentos, cremas y medicamentos.

Hoy se sabe gracias al químico José María Antón que es un cambio hormonal de la molécula “2-nonelal” que se genera en la piel por la oxidación de los ácidos grasos, es decir, conforme más adultos nos volvemos el cuerpo se empieza a regenerar más despacio y a producir menos de ciertas hormonas o lípidos lo que suscita que dejemos de generar antioxidantes y eso promueva otros aromas en nuestra piel.

¿Entonces qué cambia nuestro aroma?

Lo cierto es que no es un “cambio de golpe y porrazo”, tarda mucho tiempo en que el olor de nuestro cuerpo cambie de forma tan evidente, pero entre más grandes seamos y menos antioxidantes generemos esto se hará presente a mayor medida.

¿Cómo prevenimos el “olor a viejito”?

Según médicos y nutriólogos aunque el envejecimiento es natural y forma parte del ciclo de la vida tomar mucha agua, evitar sobreexponernos al sol sin bloqueadores de factor UV, hacer ejercicio, llevar una buena alimentación, evitar el alcohol y el cigarro, así como de acuerdo a tu doctor de cabecera tomar suplementos en hierro, calcio, vitamina “c” y antioxidantes ayudarán a retrasar la aparición de dicho aroma.

Así mismo hay que tomar en cuenta que de los 30 años en adelante perdemos tejido magro, así como el hígado, los riñones y otros órganos comienzan a perder algunas células y los huesos sus minerales, por eso aparecen dolores o enfermedades, canas o arrugas .

Por eso desde hoy elige una dieta balanceada y acude a tu médico para que te diga qué vitaminas o minerales incluir en tu dieta.

Te podría interesar: Líbrate del paño y las manchas de sol con este tip natural

Un puente del siglo XIX escondido bajo la ciudad de Guadalajara

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado