La comida que creíste típica mexicana y que en realidad no lo es
Pexels
11 noviembre 2022 20:32hrs
Jessica Martin
Arte y cultura

La comida que creíste típica mexicana y que en realidad no lo es

Hay algunos platillos que se han vuelto tan comunes o del “diario” que creemos que son típicos de México, pero la verdad, no podríamos estar más equivocados

La gastronomía mexicana la cual ha sido catalogada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad desde 2010. Esto quiere decir que la UNESCO, se compromete a proteger y preservar las tradiciones culinarias de México para la posteridad.

Su peso a nivel internacional en los últimos doce años incluso ha hecho que el “turismo gastronómico” exista, haciendo que las personas viajen a ciertos destinos sólo por probar los platillos típicos de la región.

No obstante, aunque nos pudiera pesar hay algunos platillos que consideramos “típicos” de México que en realidad no tienen mucho o nada para ser llamados así, aunque eso sí, de que los gozamos y preparamos, nadie lo puede negar.

¿Qué platillos no son mexicanos y creíamos que sí?

No quisiéramos romperte el corazón, pero la verdad es que ese delicioso postre que comemos relleno o sin rellenar, que vive en las esquinas fuera de los templos de todo el país y que además sabe riquísimo cuando lo remojamos en chocolate caliente… No es mexicano.

Sí, lo supones bien, hablamos de los churros y efectivamente no son mexicanos, de hecho ni de este continente, pues vienen de China y son conocidos como “youtiao”, un platillo típico salado de dicho país.

Otro platillo dulce que también nos encanta pero no es de aquí es la rosca de reyes, que viene originalmente de España y de hecho podría datarse hasta la Europa medieval del siglo III.

Por otro lado, sin querer arruinar el Día de Reyes y luego también el Día de Muertos, con mucho pesar te tendremos que contar que las calaveritas de azúcar no son directamente mexicanas, (la tradición de que sean calacas sí), sino que los “alfeñiques de azúcar” vienen de Italia cuando los misioneros vinieron al nuevo mundo en el siglo XVII.

Finalmente, para ya dejar de romperte el corazón te confesamos que la “salsa tabasco” no es de aquí, pues de hecho fue registrada y producida en 1868 por Edmund McIlhenny en Estados Unidos, iniciando su producción al sur de dicho país y luego trayéndola a México debido a que en nuestro país se encuentra la materia prima: el chile “Capsicum frutescens”.

Sin embargo, de que en México lo preparamos y nos sale muy rico, eso nadie lo puede negar, además… ¡Aquí hicimos nuestra propia versión!

Te podría interesar: Gusgueras tapatías: Lo mejor para probar en el centro de Guadalajara

La deliciosa comida de Día de Muertos en tianguis del Parque Morelos

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado
×