Continúa el rescate de perritos abandonados en vertedero de Matatlán

Rescatistas en coordinación con autoridades continúan revisando a los perros que viven en el vertedero de Matatlán, el cual, ya se encuentra clausurado.

Jorge Kirschner
Azteca Noticias Jalisco

Continúan las labores de rescatistas y veterinarios para verificar las condiciones de salud de los caninos que viven en el vertedero de Matatlán en Tonalá, el lugar se encuentra clausurado y resguardado por las autoridades.

Continúa la revisión de lomitos en Matatlán

“Primeramente y automáticamente todo perrito que sacamos de aquí va directo a las veterinarias, ya con los médicos nos dicen que sigue y cuál es el diagnóstico que les dan la oportunidad de vida que tienen; ahí empieza su rehabilitación para después sacarlos”, dijo Tamara Ibarra, rescatista.

Un especialista es el que verifica las condiciones de salud de los animales y se toma la determinación de si es llevado a otro sitio o bien, entregarlo a los pepenadores que dicen ser sus dueños.

“La atención que está dando el ayuntamiento es comida, agua. Se tuvo el domingo una campaña de vacunación, desparasitación y consulta a los animales y estamos continuando”, agregó Sergio González Alcántara, veterinario del Ayuntamiento de Tonalá.

Lamentablemente, varias familias al ser cerrado este basurero se quedaron sin su fuente de ingreso y se dicen preocupados por su situación actual y la de las mascotas

Pepenadores se dicen preocupados

Estoy aquí con mi amigo don Lupe en el basurero, más de 37 años, vivía aquí en el basurero con otras familias, ahí vivían en el vertedero Matatlán que ya fue clausurado y ahora viven a un costado. Pero la vida aquí es difícil, porque no tenemos el trabajo. Principalmente estamos saliendo adelante con lo que las organizaciones nos traen, con despensas o de voluntarios. Es de la manera que estamos sobreviviendo”, añadió don Guadalupe, pepenador.

El único objetivo es intentar ayudar a que los lomitos tengan una mejor calidad de vida

Nosotros nos dimos a la tarea de traer croqueta, agua cada tercer día, pero a partir de la quemazón fue que empezamos a venir diario, veníamos todos los días. Para nosotros era muy difícil, no nos dejan entrar, entonces lo que hacemos es que le sirvamos y aquí en la entrada se les pone a todos los perritos, bajaban todos y se les daba el agua”, comentó Cuquis Cárdenas, voluntaria.

El rescate de los caninos continuará bajo la supervisión de las autoridades correspondientes.

Contenido relacionado
×