cítricos.jpg
16 noviembre 2021 19:11hrs
Jessica Martin
Medicina y Salud

Alimentos para prevenir una temible gripa

Viene la época de frío, tras la octava entrada de un frente frío a nuestro país la gripa estacional comienza a ser un común denominador y todos queremos evitarla.

Con el recién estrenado otoño, y, sobre todo, cuando llegue el invierno comenzarán las infecciones respiratorias, fiebres, gripas estacionales y semejantes.

Según institutos epidemiológicos internacionales la gripa suele afectar a entre el 5 y el 15% de la población mundial, en mayor medida, en niños con edades comprendidas entre los 5 y 14 años, así como en personas mayores de 64 años. Los cuales dicho sea de paso, en México deberían estar ya siendo inmunizados con la dosis de la vacuna de la influenza correspondiente.

Cómo prevenir la gripa

Los nutriólogos y médicos recomiendan, llevar una dieta saludable y equilibrada, lo que, sin duda, ayudará a nuestro organismo a estar más preparado para prevenir y combatir los síntomas en caso de que tengamos gripa.

Dentro de los alimentos que recomiendan los expertos en nutrición se encuentran desde la cebolla y el ajo, hasta alimentos con contenido en folato (vitamina B9), caso del betabel, brócoli o las coles de Bruselas, pasando por los ricos en vitamina B, como los cereales y las legumbres, así como otros que contengan propiedades antioxidantes, caso de cítricos y verduras de hoja oscura.

Para desterrar la gripa o prevenir su aparición, los alimentos más eficaces son los ajos y la cebollas, frutas con vitamina C, calabazas, ricas en vitamina A, el jengibre, o alimentos ricos en zinc, como las legumbres, los frutos secos o las carnes magras.

La gripa es una enfermedad que genera mucosidad y flemas en abundancia, lo que puede ocasionar cuadros de deshidratación o fatiga crónica, por lo que los médicos recomiendan la ingesta de líquidos como el agua, tés herbales, tisanas e infusiones de frutas altas en vitamina C.

te de guayaba.jpg

Los alimentos para declararle la guerra a la gripa

Si bien, nada sustituye la detección, atención y cuidados de un médico profesional bien cualificado, no está demás la hidratación adecuada y la ingesta de alimentos que nos ayuden a soslayar la mayoría de los síntomas y levantar nuestro sistema inmunológico. Algunos de ellos, podrían encantarte, aunque otros, quizás te provoquen uno que otro gesto.

Ajo y cebolla

Sin lugar a dudas, uno de los alimentos con más propiedades antivirales y antibacterianas es el ajo, ayuda a combatir la tos, los resfriados y la sinusitis. El ajo fresco y crudo es que el aporta mayores beneficios para la salud, aunque la mayor parte de sus propiedades se conservan si se pican o exprimen.

Por otro lado, la cebolla es otro antigripal que, al igual que el ajo, debe tomarse cruda para preservar al máximo sus propiedades. La cebolla es el alimento más rico en quercetina, un antiinflamatorio, antioxidante y antibiótico natural. Se puede comer en ensaladas o preparar un jarabe de cebolla y miel.

Asimismo, si tenemos gripa, aderezar las ensaladas con clavo, canela, pimienta, chile y jengibre facilita la sudoración y expectoración con la consiguiente eliminación de bacterias.

Hierbas aromáticas

Las hierbas aromáticas más recomendables durante la gripa son la menta, el comino, el anís, el tomillo, el apio, el romero, el orégano y la albahaca. También se pueden utilizar el jengibre que es una raíz con sabor picante que ayuda a deshacer las flemas, éste se puede tomarse fresco, en forma de té o cocinado con alimentos.

bebidas calientes.jpeg

Alimentos altos en vitamina C

Los alimentos ricos en vitamina C, aunque no curan la gripa, si alivian sus síntomas. Esta vitamina es imprescindible para el buen funcionamiento de las células defensivas, activan el sistema inmune y ayudan a oxidar otros nutrientes de nuestros alimentos. En esta categoría entran los cítricos como naranjas, limones, limas, mandarinas, toronjas, o bien las frutas como la granada, guayaba, kiwi, jitomates o pimientos, así como verduras de hojas verdes, como los rabanitos, los nabos, las coles, las espinacas o el brócoli, son buenas fuentes de vitamina C.

Una mención especial va para la granada, que es tres veces más antioxidante que el té verde y cubre las necesidades diarias de ácido fólico, refuerza el sistema inmunológico y ayuda con el dolor de garganta.

Si bien, cuando pensamos en vitamina C vamos directo a los cítricos, la realidad es que la granada, kiwi, guayaba y jitomate poseen mucha más de esta sustancia.

verduras 13

La inexplorada alternativa de la vitamina A

No hay que olvidar tampoco los alimentos ricos en vitamina A, que intervienen en la renovación de las células inmunitarias y aumentan las defensas, esta se obtiene directamente de alimentos de origen animal como el hígado, los huevos y el pescado azul de pequeño tamaño como las sardinas. Así mismo, también se puede ingerir su precursor que son “los beta-carotenos” que vienen en alimentos como las zanahorias, calabazas y verduras de hojas verdes.

Conclusiones de prevención

Ya lo decía el médico griego Hipócrates en el siglo V antes de Cristo, “que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”, así pues, ahora sabemos que lo que comemos puede influir en nuestro organismo y salud.

Así que, en esta temporada comamos cosas que contribuyan al funcionamiento normal del sistema inmunitario y posea folatos, hierro, selenio y vitaminas A, B12, B6, C, D o zinc, procuremos alimentos y bebidas tibios , estar bien hidratados, salir con ropa abrigadora si estamos en el exterior o hacemos recorridos en horarios de temperatura baja y además, acudir a la vacunación contra la influenza estacional .

¡No le temas a la gripa!, ve a tu médico, atiéndete y come bien.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado