La guía definitiva para viajar sola y sea una experiencia increíble
13 mayo 2022 13:05hrs
Jessica Martin
Turismo

La guía definitiva para viajar sola y sea una experiencia increíble

Muchas veces viajar a un sitio desconocido nos da miedo y es peor cuando no vamos acompañadas, pero, privarnos de conocer el mundo sería un error.

Lo primero que hice al tener la edad suficiente más allá de sacar mi INE o permiso de conducir, fue aprender a viajar y sobre todo a hacerlo sola, no sólo porque quería proteger mi seguridad, sino porque era un acto para conocerme a mí misma a través de experiencias únicas en lugares y circunstancias que quizás no había enfrentado antes, así que cada viaje era una horda de nervios pero también de constantes alegrías mientras tomaba mi pasaporte , hacía las maletas y me disponía a investigar sobre mi próximo destino , sus aeropuertos y sitios emblemáticos.

Por eso, hoy te comparto la guía para viajar sola y gozar la experiencia.

Los mejores motivos para empezar a viajar solo

¿Por qué viajar sola?

Vamos a empezar diciendo que no tengo nada en contra de ir de viaje con amigos, pareja o familia, que las “escapadas” de fin de semana o vacaciones a toda regla acompañados son divertidas, buen espacio para conocer a los demás y crear recuerdos únicos. Pero, sí que enfatizo que viajar solo no sólo te hace saber quiénes son otros sino también quién eres tú misma, y eso, sin duda es invaluable.

La verdad, si le preguntas a cualquier viajero te dirá los momentos más felices de su vida los ha pasado a 30,000 pies de altura o en el asiento de un automóvil en carretera, (incluso en esas de terracería con lluvias interminables); ya que, mientras viajas aprendes qué te gusta, qué quieres, hacia dónde vas y cómo reaccionas a lo nuevo y desconocido, vamos, tu manejo de crisis, (no te espantes, no siempre pasan cosas, pero, uno que otro susto chiquito, sucede).

Así mismo, quizás lo más importante cuando viajas sola es que estás receptiva a más experiencias de lo que estarías si estuvieras rodeada por otras personas de casa, y no porque no te “dejen” gozar, sino, porque empiezas a pensar en “modo tour” y “qué queremos todos” y no sólo lo que te podría interesar a ti o llevar un tiempo que acomode al “antojo” del humor del día.

La magia de volver a lugares que ya conocimos y reconocerlos

¿Qué hacer si piensas viajar sola a un sitio conocido?

Haciendo trampa empezaré diciendo que lo más fácil para viajar sola por primera vez es ir a un lugar que ya conozcas, que si bien, no parece tan apetitoso de entrada, aprenderás a verlo con nuevos ojos cuando debas llegar, moverte, comer, conocer y vagar en sitios turísticos por tus medios.

A todos nos pasa ir a algún lugar como Londres, por ejemplo, y conocer los monumentos más importantes, pero perderte la novedad de que hay uno exclusivo a Peter Pan o que la mejor cerveza de mantequilla para los potterheads está en el parque temático de Reino Unido, que los sábados se goza más del recorrido de Austen, y que, hay una cafetería donde está la “dirección” del famoso inspector londinense ficticio, Sherlock Holmes, y puede que no los conozcas por ir al Parlamento, al Palacio de Buckingham o visitar los jardines reales o el “Big Ben”, lo que, si bien, no está mal, si tienes intereses nerd o literarios como yo, podría suponer una frustración, porque aunque a ti te llame la atención son atractivos que quitarían mucho tiempo a un viaje de muchas personas que quieren ver “lo más posible”.

Y no nos vayamos tan lejos, si vas a una playa en tu estado, puede que tampoco te animes a ir a los bares, restaurantes o sitios costeros que quieres en un afán de “programar para todos”.

Así que, sí, el primer viaje ve a un sitio conocido, porque lo podrás reconocer, además, te dará oportunidad de “moverte” con mayor libertad al saber que hay sitios que son de confort si te sientes mal, perdida o cansada, que tendrás puntos de referencia y que es probable que se sientan menos nerviosos tus familiares o amigos de saber que al menos te puedes ubicar dónde estás.

Aprovecha la oportunidad y has una lista de sitios que no conociste antes y tenías interés, si quieres, puedes programar un itinerario o simplemente buscar sus horarios e ir a cada uno según acomode tu humor del día.

Qué hacer si te pierdes en una ciudad desconocida

¿Qué hacer si viajas por primera vez a un sitio desconocido?

Hay viajes que son “planes de vida” o parte del “bucket list” en el que dices “antes de morir debo…”, por lo que, no es extraño que nos lleve un tiempo ahorrar y mucha expectativa lograrlo, pero, en lo que todo se acomoda hay algunos tips que te ayudarán a viajar mejor.

Conoce a dónde vas e identifica qué quieres hacer ahí

Primero investiga del destino lo más que puedas, internet, reseñas, guías de turistas, el vendedor de la agencia de viajes, amigos o familiares que hayan ido y si puedes hasta conversar con gente que haya vivido allá te vendría bien, porque sabrás la “perspectiva turística” y del “lugareño”. Además, así podrás conocer la mejor época para ir, atractivos principales, analizar los mapas y rutas para tus destinos hasta el tipo de transporte que podrás utilizar.

Haz con antelación tu guía de viaje y reserva vuelos y hoteles con tiempo, viajar a la “carrera” es divertido y espontáneo, no lo niego, pero llegar en temporada alta, (verano, invierno o época feriada), a un destino en donde no hay dónde hospedarte y encontrarte en la necesidad de pensar: “¿duermo en el auto o aeropuerto o mejor busco un bar/restaurante 24/7 y hago tiempo?”, sin duda no es mi actividad favorita.

Cómo elegir los mejores transportes según tu viaje

¿Con cuánto tiempo hacer una reservación de hotel y comprar vuelos?

Por eso insisto en que al menos con mes y medio de antelación, veas relación precio – calidad en tu hospedaje y transporte, procura un hotel céntrico de lo que quieres ver y con buena conectividad, así mismo, evita los “todo incluido” a menos que tu idea de vacaciones sea estar encerrada en el spa, lo cierto es que por querer conocer todo, probablemente ni goces del complejo hotelero y sólo gastes más.

¿Cómo elegir el mejor hotel?

Yo suelo preferir el desayuno incluido porque gasto menos en lo que averiguo dónde comer con las tres “b”, (bueno, bonito y barato), y también porque puedo salir más temprano a hacer recorridos y conocer sitios turísticos ya con el estómago lleno y una dosis sana de cafeína en las venas.

Un “bonus” en este punto, es que si reservas donde te hospedas con antelación será más barato un mejor cuarto, porque estarás pagando una tarifa de temporada baja, por lo que podrías tener más espacio, algún beneficio incluido e incluso reprogramar o cancelar tu estadía con reembolsos totales o hasta del 70%, (se requiere que sean mínimo 36 horas para que tu dinero te sea devuelto completo si cancelas).

En gustos se rompen géneros, así que depende de ti si buscas un hostal, un hotel boutique, (mucho más personalizado y acogedor); un hotel todo incluido, un sitio para viajeros, suites con sala y cocina o bien rentas un alojamiento en plan de todo el sitio o cuarto en alguna plataforma online. Dependiendo de a dónde vas, deberás ver tu plan, si es aventura, lujo, descanso o conocer muchos sitios, de ello variarán tus necesidades y si conviene más comer fuera o rentar un sitio donde puedas cocinar, (sobre todo si no conoces la gastronomía local).

Cómo sacarle mejor provecho a tu hotel todo incluido

¿Cuál es el mejor transporte para viajar en un sitio desconocido?

Sobre el transporte, es probable, (sobre todo en México o en sitios extremadamente turísticos como París), que te quieran “ver el huarache” y te cobren más los taxis, guías y uno que otro servicio, por eso conviene más rentar un coche y tener buenos datos y recepción para el GPS; usar el transporte público, (investigando rutas previamente); o bien contratar un transporte del hotel de la central camionera o aeropuerto hacia tu alojamiento y de ahí intentar andar a pie, (en este último caso además ahorras muchísimo que puedes usar en comida, souvenirs o ahorrar).

¿Con cuánto tiempo comprar boletos de vuelos y atractivos turísticos?

Seré reiterativa en esto y diré: EN TEMPORADA BAJA COMPRA LAS COSAS, una vez mi esclarecimiento anterior, puedes buscar en las aplicaciones y páginas de las aerolíneas o líneas camioneras de forma directa o bien entrar en otras especializadas en armar “paquetes de viaje” donde podrías encontrar descuentos, promociones y distintas amenidades como una que otra actividad turística o ciertos transportes terrestres comprando tu boleto de avión o camión o hasta eso y el hospedaje.

Lo cierto es que, las plataformas sí suelen tener un precio mucho más barato que rentando directamente en los hoteles, (en mi experiencia he visto diferencias de si tiene o no desayuno incluido por el mismo costo hasta variaciones de tarifa de $100 a $1,000 - $2,000 por el mismo tiempo hospedándote); y esto no es una “estafa”, es que, como la App tiene precio de “mayoreo” suelen tener rangos más competitivos, (si no es época feriada o vacacional).

Esto también pasa en vuelos comerciales y atractivos turísticos, sobre todo con el tema de la pandemia y que los aforos apenas vuelven a la normalidad, lo mejor es comprar con antelación los boletos a los sitios que consideres “imperdibles a tu visita” o bien, hacer plan para llegar lo más temprano posible y evitarte sufrir de largas esperas.

¡Ah! Y si eres una desesperada a la hora de viajar te recomiendo elegir boletos VIP, o bien, abordar en las primeras o últimas filas, esto porque generalmente llenan el avión de atrás para adelante y bajan a la inversa, entonces, si no quieres pagar más, al menos en una de las dos ocasiones podrías ser de las primeras en moverte.

Qué hacer en un viaje de carretera

Otros tips que nadie te dice para viajar

No cambies tu dinero en el aeropuerto o central, porque aunque es muy seguro los precios de cambio están mucho más castigados que yendo por ejemplo a tu hotel o un sitio cercano a este. Además, procura llevar una tarjeta en la que tengas sólo el dinero que vas a gastar en el viaje y en el que puedas hacer “apartados electrónicos”, sé que suena muy ansioso de mi parte, pero, prevenir un “gol” o cobro demás así como que te clonen el plástico, es mejor, incluso si tu teléfono te permite pagar con un solo toque o escaneando QR’s, hazlo.

Lleva efectivo disponible para cualquier emergencia o situación que no te permita pagar con plástico, preferentemente en denominaciones bajas y que no exceda un presupuesto fijo según los costos que hayas analizado antes.

Evita los bolsos grandes o traer el efectivo y celular en las bolsas externas de tu mochila, opta por cangureras, bolsos discretos y pequeños y carga sólo con lo esencial, deja la cartera grande en casa, lleva sólo lo que necesitarás en el viaje.

¡Evita los souvenirs de aeropuerto u hotel! Son los más caros, mejor busca tiendas locales o mercados, seguro te llevas más por menos y también de buena calidad.

Pregunta qué te estás por llevar a la boca y pide aclaraciones cuando te queden dudas de la comida, los cambios en la gastronomía te podrían jugar una mala pasada y nadie quiere estar enfermo de viaje.

Comparte tu ubicación en tiempo real vía Google o WhatsApp con alguien de tu confianza, así como los viajes que hagas en plataforma, camina en sentido contrario al de los automóviles y transita en vías bien iluminadas; así mismo, si vas a un sitio fuera de tu itinerario procura ubicar bien cómo llegaste así no te perderás tan fácil.

Y aunque suene como mi abuela, un suéter de entretiempo, un traje de baño y una muda “formal”, son imperdibles en tu maleta, luego me agradeces.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado