Síndrome de la cara vacía tras la pandemia del Covid-19

Especialistas detectaron el “síndrome de la cara vacía” tras el Covid-19, que es el temor de una persona de retirarse el cubrebocas en público.
25 abril 2022 11:04hrs
Cecilia Cerna
Medicina y Salud

Han pasado más de dos años desde que inició la pandemia y su lucha para combatirla. El resultado ha sido que distintas ciudades del mundo hayan optado en retirar el uso obligatorio del cubrebocas en espacios públicos por la baja de contagios y la disminución del peligro de contraer COVID-19.

Esto también derivó en que especialistas detectaron el “síndrome de la cara vacía”, es decir, el temor de una persona de retirarse el cubrebocas en público.

“Es el de personas a quienes el impacto generado por la pandemia, sobre todo sus a su esfera emocional, les ha llevado a un estado de temor incluso de fobia a la enfermedad y le sigue causando preocupación aún estando con esquema de vacunación completo en la incertidumbre o tienen la inseguridad de retirar cubrebocas”, menciona Héctor Raúl Pérez Gómez, Infectólogo de la UDG.

Médicos señalan que esto puede transformarse en una fobia que debe ser tratada con por psicólogos.

“Pero que por una parte es información verídica y confiable de brindarle a la población mayor confianza y seguridad y en los casos donde persistiera este tema que insiste, pudiera estar casi en el rango de hacer una fobia, se podría requerir de la atención de una profesional de la salud mental que ayude a que estar solo se resuelva y que las personas vuelvan a ese estado de confianza y seguridad”, menciona Héctor Raúl Pérez Gómez, Infectólogo de la UDG.

El síndrome se conoce mundialmente como ‘mask fishing’; los expertos han mencionado que durante los dos años de pandemia, el cubrebocas también ha fungido como un escudo protector no solo para la salud, sino también para evitar enseñar las imperfecciones o los cambios físicos, tema que pudiera agravar el síndrome.

Actualmente en México hay cinco entidades del país que ya está permitido caminar sin cubrebocas en espacios públicos abiertos, tales como Nuevo León, Coahuila, Nayarit, Quintana Roo, y recientemente la Ciudad de México.

Contenido relacionado