Sabías que hay distintas formas de hacer el pozole
Pexels / RODNAE Productions
15 septiembre 2022 15:09hrs
Jessica Martin
Arte y cultura

¿Sabías que hay distintas formas de hacer el pozole?

Aunque no lo creas el color del caldo puede tener tres variaciones e incluso en algunos sitios se le agregan tipos de carne que no creerías sin probarlo.

La gastronomía mexicana ha sido catalogada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad por la UNESCO desde 2010, por eso el amplio crecimiento del denominado “ turismo gastronómico ” que se debe a que cada vez hay más turistas de los que el motivo de su viaje tiene que ver con la gastronomía del lugar, con mucho mayor razón cuando estamos en la época de antojitos mexicanos.

Es que en Jalisco las gusgueras y los diversos platillos son sin duda un distingo del estado, porque nadie que haya probado el pozole en nuestras tierras se atrevería a negar que es uno de los más deliciosos.

Sin embargo, ¿Sabías que existen diferentes tipos de pozole tanto en caldo como en carne?

Orígenes del pozole

Este delicioso platillo compuesto por granos de maíz reventados en caldillo blanco, verde o rojo acompañado de carne recibe su nombre del náhuatl “pozolli”, siendo uno de los guisos de la cocina tradicional mexicana consumido desde antes de la conquista.
Incluso algunos códices e investigaciones aseguran que el emperador Moctezuma lo comía como ofrenda al dios “Xipe Tótec”, señor de la fertilidad, al que se le vinculaba con los cultivos de maíz, que era base de la comida de nuestra nación.

¿Cuáles son los tres tipos de caldo para pozole?

Este platillo puede tener tres colores en su caldo: verde, blanco o rojo, al igual que la bandera mexicana y acompañarse de carne de cerdo, aunque hay quién lo hace con pollo o hasta pavo.

El pozole rojo es estilo Jalisco y tiene esta coloración debido a la incorporación de cinco tipos de chile a su caldo, particularmente el ancho y el guajillo, que le da un toque picante. Generalmente se consume con carne de cerdo.

Por su parte, el pozole verde dicen que es de Guerrero, generalmente acostumbrado al sur del país debe su coloración a la molienda de pepita de calabaza, tomates verdes y epazote. Suele comerse con chicharrón de puerco y aguacate encima, aunque también se puede comer sólo o con limón, lechuga y rábanos.

Mientras que el clásico pozole blanco viene del centro del país, acostumbrado desde tiempos prehispánicos y se destaca por ser servido con rábano, lechuga y cebolla blanca picada, sazonado con limón y sal.

Las variaciones del pozole

Además del pozole existe el “pozolillo” que está hecho con granos de elote, (como el de esquites), en un caldo de cocimiento que puede ser verde o rojo y dentro llevar mariscos como se acostumbra en la costa sur de Jalisco, Colima y Nayarit, (principalmente camarón seco o langosta), o tener champiñones y setas como en el norte del país.

Finalmente, para no dejar de lado ninguna variedad de este platillo que queda perfecto para las fiestas patrias debemos de contarte que de Tamaulipas a Baja California hacen “menudo norteño” que es básicamente el caldo del cocimiento de la cabeza de res y los granos de maíz blanco reventados acompañados con la carne de menudencias; por su parte en Hermosillo suplen el maíz con trigo y en Morelos lo hacen con garbanzo.

¿Sabías que incluso hay estados del oriente del país que llegan a moler el maíz y dejarlo como una especie de crema o pasta líquida y lo llaman “pozole batido”?

A punto de iniciar el Año Nuevo al estilo Jalisco

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado