Preguntas frecuentes que tienes sobre tu vino y no sabes responder
11 junio 2022 18:06hrs
Jessica Martin
Arte y cultura

Preguntas frecuentes que tienes sobre tu vino y no sabes responder

Tomar vino tinto, blanco o rosado es toda una experiencia, pero no debería de serlo de forma negativa o que te preocupe, por eso te contamos esto.

Sin lugar a dudas el arte del buen comer o ser un verdadero “sibarita” requiere mucho más que sólo montar una mesa bonita o comer alimentos “refinados” como caracoles, langostinos y un largo etcétera de platillos, también habla de un lenguaje de los cubiertos y entender que cada bebida y utensilio tiene un porqué estar donde está, así como el tequila se cata el vino que quieres servir en esa próxima reunión también debe cumplir ciertos requisitos.

¿Sabías que desde la temperatura hasta el tipo de copa podrían hacer que te encante u odies un vino?

Los términos básicos a la hora de elegir tu vino

Si bien no vas a salir siendo un “enólogo” ni mucho menos un experto en vinos, en esta nota rápida podrás aprender a diferenciar un tinto joven de un tinto viejo, los sabores de cada uno, cuál vino se enfría, la importancia del año en el que se hizo el vino, tipos de vino para cada alimento, cuánto llenar tu copa y por qué dicen que el vino se “airea”.

Términos básicos:

· Añada: fecha en la cual se recolectó la uva para hacer el vino, define el sabor y las cualidades de éste por el temporal que hubo cerca del tiempo de colecta, (antes de primavera).
· Airear: oxigenar el vino al momento de degustarlo, (sobre todo la primera vez).
· Enólogo: experto en vinos.
· Cuerpo del vino: pueden ser de tres tipos ligero, medio o completo. Donde el de cuerpo ligero es aquel que se siente más liviano y menos viscoso en la boca, y el de cuerpo completo el que cubre cada esquina de tu paladar y es más viscoso; generalmente esto va a depender del grado alcohólico que tenga el vino.
· Vino de crianza: Es el vino que dura al menos 5 años en su elaboración y al menos 18 meses en una barrica.
· Vino de reserva y gran reserva: Es el vino que dura al menos 3 años en producirse de los cuales puede estar un año en barrica y el resto del tiempo en otros tipos de almacenes húmedos y sin luz.

Como maridar mi comida con un vino

¿Entre más viejo es el vino es mejor?

Idealmente un buen vino debería ser aquél que alcanza a madurar, generarle cuerpo y adquirir nuevos matices mientras está almacenado; no obstante, las condiciones climáticas de donde proviene la uva no siempre lo permite.

Así que en teoría cuando sale al público debería estar listo para consumirse tan bien como lo podría estar si lo compras y guardas.

¿Cómo guardo mi vino para que no se eche a perder?

El vino se puede hacer vinagre por la acidez que le produce el oxígeno al fermento dentro de la botella, por lo que hay que saber que si huele así o se le ve cafesoso, significa que ya no se debe ingerir porque la acidez podría dañar tu estómago.

Pero para que esto no pase lo que debemos hacer es por un lado tener una cava de vino electrónica con temperatura e inclinación correcta, o bien, almacenar nuestro vino en una zona que no tenga luz solar directa ni humedad, así mismo el líquido deberá tocar siempre el corcho estando en posición horizontal.

¿Cuánto tiempo puede guardarse un vino?

Los “vinos jóvenes” no pueden guardarse más de un año, a menos que hayan pasado unos meses en barrica lo que significa que lo podrías dejar 6 meses más en guarda; los de “crianza” se guardan hasta cuatro o cinco años; los de “reserva” entre ocho a diez años y “gran reserva” 15 años o más.

Distingue el cuerpo y sabor de tu vino por su nombre

Los vinos de cuerpo ligero son los “gamay” y “pinot noir”; luego el cuerpo medio serían el “merlot”, “cabernet franc”, “zinfandel”; y con mucho cuerpo como el “malbec”, “shiraz” y “cabernet sauvignon”.

Los mitos de la mejor temperatura del vino

¿Qué vino va mejor con cada tipo de comida?

Los vinos espumosos son el acompañante ideal para los mariscos crudos, ensaladas, frutas dulces y el chocolate; por su parte los vinos blancos van bien con las carnes blancas como mariscos, pollo, pescado y quesos; luego los vinos rosados que generalmente podrán ir bien al lado de tu postre; y el vino tinto, (reserva, gran reserva o crianza), podrán acompañar tus carnes rojas como res, cerdo, cordero, pastas, queso intenso y salsas especiadas.

¿Qué importancia tiene la copa?

La copa debe permitir la apreciación de las cualidades del vino en este sentido las cualidades de qué tan fina y transparente es, su “pie” o base, el tamaño y la forma enseñan qué tan intenso, diverso cuerpo, acidez y grado alcohólico tenga.

Así mismo sobre dónde poner cada tipo de vino y elegir bien su copa, debes saber que:

1. La copa que se abre de fondo y tiene una forma menos redonda y ángulos más agudos se usa para el vino de crianza y debe ser llenada sólo hasta 1/3.
2. La copa clásica de vino tinto con un tallo o “fuste” corto y delgado, de boca grande y donde es más grande el “cáliz”, (lo que vemos como “copa”), es donde se sirve el tinto joven o el de crianza va poco menos de ½ copa.
3. El vino blanco y rosado va en aquellas copas que el tallo es largo y el cáliz es más pequeño, ahí se llena hasta la mitad, (1/2).
4. El vino espumoso va en las llamadas “flautas de champagne” y se deben llenar hasta 1 cm del borde.

En el mismo tenor no olvides que por muy “elegante” que parezca agarrar el vino por el cáliz y no por el tallo arruinará su sabor y temperatura, por ello, procura sostenerlo del fuste o del “pie”, (la base).

¿Se deben de enfriar los vinos?

Todos los vinos, incluidos los tintos, se deben enfriar si no se encuentran a su temperatura de consumo para que tenga el aroma, sabor y tacto previsto.

La mejor forma de enfriar un vino si no se tiene una cava electrónica es ponerlo en una cubitera con hielo y agua y esperar a que la botella tenga una fina capa de agua congregada; en rasgos generales el vino dulce y espumoso, rosado o blanco debe estar a menos de 10° centígrados; los vinos de crianza o barrica entre 9° y 12° centígrados y el tinto entre 15° y 18° centígrados.

Y sobre cuál vino es mejor o peor que el otro, como decíamos con el tequila el “más sabroso” es el que nos guste más y acompañe lo que estamos comiendo.

Ahora, estás listo para elegir mejor tu vino para esa cita especial.

Te podría interesar: Los 30 mejores consejos para tener buenos modales en la mesa

Textear y manejar es mortal: incrementa los accidentes

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado