Qué significa la corriente del impresionismo en la pintura
19 abril 2022 16:04hrs
Jessica Martin
Arte y cultura

¿Qué significa la corriente del impresionismo en la pintura?

Desde pinturas rupestres hasta la actualidad el arte ha transitado por diversas corrientes y pensamientos, pero, ésta en particular revolucionaría lo pictórico.

Para que esto no se vuelva una clase de historia del arte en línea vía nota, ni confundir a aquellos que quieren saber de esta corriente pero no vienen buscando un tratado de 40 cuartillas con citas y referencias, vamos a allanar el caso: ¿Por qué hablar de impresionismo?

Fácil, porque los pintores que hoy conocemos, amamos y replicamos como Van Gogh y Dalí, (que por cierto son “surrealistas”, no de esta corriente sino una después), que incluso impactaron y formaron la “cultura pop” como Andy Warhol y su lata de sopa, derivan de esta corriente que rompió el tradicionalismo puritano que había existido del Renacimiento hasta el siglo XIX, creando un contexto donde la forma, luz y perspectiva lo son todo.

Qué es el impresionismo - Principales autores y técnicas

¿Qué es el “impresionismo”?

Como dijimos antes, al hablar de “impresionismo” nos referimos a la corriente artística, (particularmente pictórica, pero ya te diré de ello), que define a un grupo de artistas independientes de París que tomaron auge y posición entre 1874 y principios de 1900; aunque en particular se usó como termino inicialmente despectivo para una exposición francesa de arte que hubo del 15 de abril y el 15 de mayo de 1874.

Si bien como adjetivo ya no crítico ni peyorativo se ha empleado en música con Claude Debussy, (si te suena es porque era el favorito de Edward Cullen gracias a Meyer en “Twilight”, ¿quién diría que la bola de disco pseudo vampiro enseñó algo, verdad?), y la literatura con los hermanos Goncourt. Aunque, entrecomilladamente es una alusión errónea porque las bases de “luz, pincelada y plenairismo” no se cumplen con texto o sonido; sin embargo se han equiparado por cómo obras reflejan luz y sombra, por ejemplo en la obra del escultor Auguste Rodin y quizá en fotografía con el pictorialismo y en el séptimo arte con el “première avant-garde” donde destacaron Abel Gance y Jean Renoir.

Qué periodo abarca el impresionismo

¿Cómo surge el impresionismo?

El impresionismo abarcará en general la segunda mitad del siglo XIX y quizás los primeros cinco años del siglo XX, (aunque muchos podrían gritar por mi atrevimiento), donde veremos obras con una experimentación de iluminación y profundidad caracterizadas ante todo por el manejo de luz y perspectiva para generar balance en la pintura.

Este movimiento plástico europeo inició en Normandía y luego se fue extendiendo hasta Francia, (de donde hubo más pintores adscritos al movimiento), cuyas obras resaltaban la luz y su apropiación del espacio, así como su interacción con los objetos sin que estos fueran el foco de atención, que luego serviría como base para el “posimpresionismo”, las vanguardias y el surrealismo.

Quién es el “padre” del impresionismo - Monet o Pisarro

¿Quién es el “padre” del impresionismo?

Aquí hay una discusión, porque por un lado se dice que el impresionismo deriva de la crítica despectiva de Louis Leroy que hizo hacia el cuadro “Impresión, sol naciente” de Claude Monet, por su falta de “forma” a comparación con la corriente realista e hiperrealista manejada por años en el arte.

Mientras, que hay otros que dicen que Camile Pissarro, que dicho sea de paso es quizás el menos conocido del movimiento fue su iniciador porque él instruyó a otros reconocidos internacionalmente como Cézanne, Gauguin, Degas, Sisley, Seurat y Signac, convirtiéndose en su “mentor”, siendo además el único de los impresionistas que participó en las ocho exposiciones que hicieron de 1874 y 1886.

¿Qué pretendían lograr los pintores con el impresionismo?

El objetivo de los impresionistas era conseguir una representación del mundo espontánea y directa. El Impresionismo parten del análisis de la realidad. Hasta ahora la pintura reproducía un escenario en el que ocurría un acontecimiento que conformaba el mensaje para el espectador.

La importancia del impresionismo como escuela y movimiento, deriva de la forma en que convulsionó al mundo artístico, rompiendo definitivamente con la tradición social de su época.

Los artistas más destacados del impresionismo - Claude Monet

Artistas más famosos del impresionismo

Dejando de lado la discusión de si Pissarro o Monet se llevan la “paternidad” del movimiento, lo cierto es que aquí también encontramos a grandes como Pierre Auguste-Renoir, Édouard Manet, Edgar Degas, Gustave Courbet, Henri Matisse, Paul Cézanne, Mary Cassat, Max Liebermann, Lasar Segall y hasta el mexicano Diego Rivera.

“Escuela” que luego formaría al “surrealismo”, corriente en la que se destacarían mexicanas o nacionalizadas mexicanas como Remedios Varo, Naui Ollin y Leonora Carrington.

¿Cómo apreciar correctamente una pintura de corriente impresionista?

Los cuadros impresionistas se construyen técnicamente a partir de manchas bastas de colores, las cuales actúan como puntos de una policromía más amplia, que es la obra en sí. Por ello, al observar los lienzos es necesario tomar cierta distancia, para que aparezcan las luces sombras y figuras.

Por qué era tan diferente la pintura de la corriente impresionista a las otras

¿Por qué era tan diferente la pintura de la corriente impresionista a las otras?

La respuesta es simple y profunda a la vez: el uso y saturación del color, porque mientras antes las sombras eran negras y a veces sombra tostada, (ajá, “café oscuro”), lo que dejaba ver una carencia de fondo y profundidad, los impresionistas empleaban un contraste cromático que recargaba en menor o mayor capacidad la pintura generando verdadera sensación de forma y proyección en el cuadro, generalmente pintado en óleo.

Así mismo, este tipo de pintura diferencia a los otros porque justo de 1850 a 1900 evolucionó la ciencia, lo que permitió que los pigmentos ya no fueran de insectos, frutos, hojas, especias o plantas, sino que se podría jugar con una variedad tonal gracias a la química que generaría mayor intensidad en el color, que tendrían una pureza y saturación del color hasta entonces impensables.

Esto sin querer coadyuvó a que los pintores impresionistas tuvieran colores puros y saturados y pudieran crear la “ley del contraste cromático” que dice: “todo color es relativo al que lo rodean”, misma premisa que se aunó a la ley de colores complementarios que usaría bajo contraste para las sombras que usando tonos que no siempre eran negro creaban ilusión de profundidad. Todo esto dotó de otra característica principal a las obras que derivan del 1900 hacia la fecha: el modulado del color.

¿Cómo te quedó el ojo, eh? Un breve recorrido por la historia del arte que además te hará gozar mucho más de las obras de Monet, Degas, Pisarro y otros grandes a la hora del ir al museo o una exposición.

Te podría interesar: En tres minutos se robaron dos cuadros de Van Gogh

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Jalisco en Google News!
Contenido relacionado